Prensa Concejal Miguel Ávila.-Ciudad Bolívar.- Concejales del  municipio Angostura del Orinoco se pronunciaron públicamente para fijar posición en relación a la aprobación de la Ordenanza que contempla el presupuesto de la Alcaldía de la referida localidad para el nuevo año fiscal por un monto de 52.149.674, 55 bolívares.

El presupuesto aprobado en Sesión Ordinaria el pasado 06 de Diciembre, de acuerdo con los ediles de oposición genera más duda que confianza, lo que se traduce en incertidumbre para la población.

Los concejales Miguel Ávila, Crismar Barrios, Nirailis Campos, Clara Pereira, Valentín Fuenmayor, Jeremy Santamaría y Magalys Flores, rechazaron la aprobación de la ordenanza y señalaron que se trató de un proceso violatorio, que además las parroquias no fueron consultadas, lo que es fundamental para la planificación de presupuestos municipales, que en este caso se hizo a puerta cerrada.

La concejal y dirigente de Voluntad Popular, Crismar Barrios, explicó que «el pasado 21 de Noviembre fue cuando la Asamblea Nacional introdujo la discusión del presupuesto nacional, por lo que los presupuestos regionales y municipales carecen de legalidad y están fuera del protocolo administrativo».

Añadió que la posición fijada por el grupo de ediles también se basa en «la preocupación por la ligereza que emplean en la alcaldía para administrar los recursos públicos, al punto que el manejo del presupuesto del año 2022 es un total misterio y los concejales de oposición no tenemos conocimiento de las inversiones realizadas, por lo que en la Cámara Municipal no hay base para estimar, discutir y aprobar el presupuesto para el 2023».

Presupuesto inconsulto

Para el Concejal y dirigente de Un Nuevo Tiempo Bolívar, Miguel Avila, «llama poderosamente la atención que los ingresos no están discriminados por rubros ni partidas presupuestarias, no detalla sectores». 

Agregó que en el proyecto presentado en la Cámara Municipal se desconoce que inversiones realizaría la alcaldía, además no plantea la devaluación permanente de la moneda nacional, por lo que las proyecciones son insostenibles. 

«Se trata de un presupuesto inconsulto por no discutirse en las parroquias. También es oportuno señalar que no específica las obras a ejecutar por la alcaldía para el año 2023», Ávila expresó que esto argumenta la posición asumida por los concejales.

En los ediles existen grandes interrogantes, que también están en los miles de bolivarenses que quieren soluciones a sus problemas, entre ellas destacan si ese presupuesto contempla atender el deterioro de la vialidad urbana, alumbrado público, si está planteada la reparación del Puente Primero de Mayo», coinciden que la ordenanza tiene muchas lagunas.

Los concejales aseguran que tras el presupuesto municipal del año 2023 presentar tantas irregularidades e inconsistencias y los vicios en el proceso, no pueden validar ese proyecto, que además no representa soluciones a los problemas que enfrentan las distintas parroquias de Angostura del Orinoco.