De acuerdo al twitter de la periodista venezolana Sebastiana Bárraez, la presión pública ante la huelga de hambre que lleva el oficial Igbert Marín Chaparro, provocó que desde la Dirección de Inteligencia Militar un alto funcionario del DGCIM ordenara llamar a los padres del militar para que conversaran con él.

La señora Nelis Margarita Chaparro de Marín y el coronel (Ej) (R) Igor Marín, efectivamente, dice Bárraez, se reunieron con el comandante Ibert Marín, quien ya tiene 26 días en huelga de hambre. 

La reunión fue en una de las oficinas del DGCIM. Dice el twitter de Sebastiana Bárraez que el «encuentro de Marín Chaparro con sus padres fue en una oficina de DGCIM, con presencia de funcionarios y grabando todo. “Los familiares estaban emocionados”, revela un custodio. “Al oficial se le ven las huellas de la huelga que hoy cumple 26 días, pero se mantiene firme”.

El comandante Marín Chaparro,  considerado como uno de los tres oficiales más inteligentes de Venezuela, (El primero es Simón Bolívar, el segundo Marcos Pérez Jiménez y el tercero Marín Chaparro), ha estado la mayoría del tiempo incomunicado. Ni siquiera puede ver a sus hijos con regularidad.

El oficial ha estado recluido la mayoría del tiempo en el más profundo de los sótanos y en la terrorífica Casa de Los Sueños, el burlón nombre que tiene el lugar cerrado por las llamadas “puertas Bachelet”, como los carceleros llaman a las rejas de alta seguridad.

Es la segunda vez en casi 5 años de prisión que Marín Chaparro va a huelga de hambre, “en virtud de que he sido sometido a varias y sistemáticas violaciones a los Derechos humanos, subsistiendo secuestrado en estos sótanos infames durante los últimos cuatro años, 8 meses, 19 días”, escribió el día que inició la huelga de hambre.

Marín Chaparro está detenido debido a que junto a otros cinco comandantes expresó de viva voz las malas condiciones en las que se encuentra el apresto militar en las FANB; la falta de alimento, de armamento y hasta de botas.

Sin juicio y sin otra prueba que un chisme, en este caso de quien fuera el comandante general del Ejército, Suárez Chourio, todos fueron detenidos y torturados pero el ensañamiento ha sido más intenso contra Marín Chaparro.