El mundo del fútbol lloraba este jueves la muerte de su ‘rey’: el brasileño Pelé, único futbolista en ganar tres mundiales, falleció a los 82 años en el hospital de Sao Paulo donde era tratado por cáncer.

Pelé falleció «a las 15H27 (18H27 GMT), como consecuencia de la falla de múltiples órganos, resultado de la progresión del cáncer de colon asociado a su condición clínica previa», informó en un boletín médico el Hospital Albert Einstein, donde el exjugador había ingresado hace exactamente un mes, de acuerdo a la nota de DW Actualidad.

Poco antes, su hija Kely Nascimento había publicado una foto con varias manos unidas en torno a las del exastro en la cama del hospital: «Te amamos infinitamente. Descansa en paz».

A las afueras del centro médico, ‘torcedores’ desplegaron una bandera: «Eterno rey Pelé».

El legendario jugador será velado en el estadio Vila Belmiro de la ciudad de Santos, a 80 km de Sao Paulo y que decretó siete días de duelo, en una fecha todavía no anunciada oficialmente.

En el hogar del ‘Peixe’, el equipo donde brilló la mayor parte de su carrera, ya había algún ramo de flores en homenaje al legendario camisa 10.

Su deceso provocó una catarata de mensajes en todo el mundo, desde personajes de la pelota hasta artistas y políticos lamentando el fallecimiento del que muchos consideran el mejor futbolista de todos los tiempos.

Pelé «transformó el fútbol en arte»

«Antes de Pelé, el fútbol era apenas un deporte. Pelé lo cambió todo. Transformó el fútbol en arte», dijo el brasileño Neymar en sus redes.

«Descansa en paz Pelé», escribió el argentino Lionel Messi, con fotos suyas junto al exatacante.

«Su legado nunca será olvidado», tuiteó el crack francés Kylian Mbappé.

La FIFA, en tanto, afirmó que ‘O Rei’ es «inmortal».

El presidente saliente de Brasil, Jair Bolsonaro, envió condolencias a la familia de «uno de los mayores atletas de todos los tiempos», mientras que el mandatario electo, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que «nunca hubo un número 10» como ‘O Rei’.

En las calles de Sao Paulo, mucho más vacías de lo habitual debido a las vacaciones de fin de año, la noticia se propagó rápidamente.

La icónica estatua del Cristo Redentor, que extiende sus brazos sobre Rio de Janeiro, le rendirá homenaje la noche de este jueves con una iluminación verde y amarillo, los colores de la bandera brasileña. mg (afp, efe, dpa, Reuters, AP)