Pareciera que en los organismos responsables de la distribución de alimentos en los distintos programas que se manejan en el estado Bolívar, hubiera un manejo oscuro e irregular en la venta de las bolsas Clap y de la proteína.

Pero además existe un circuito de bodegueros de confianza, de la Autoridad Única de Alimentación, presidente de Alimentos Bolívar y Mercal, que coincidencialmente ocupa  la misma persona, Yanni Alonso.

Los bodegueros se dividen el estado Bolívar por territorio y fijan los precios de las bolsas Clap y de la proteína, y no cumplen con los precios establecidos.

Eso es por lo menos la conclusión a la que se llega luego de leer las casi 40 páginas que tiene el informe realizado por la División Territorial y que el ministro de Alimentación tiene en su poder desde agosto del año pasado.

En el documento se señala que existen Centros de producción Animal de Mercal en los estados Monagas y Anzoátegui, a donde debería ir toda la merma no apta para el consumo humano.

Igualmente Alimentos Bolívar ente adscrito a la Gobernación del estado, debería devolver a la comercializadora la merma de los alimentos subsidiados por el Minppal.

Pero nada de eso ocurre, por lo que se debe revisar la cantidad en kilogramos, producto de la merma por mes, debiendo ser avalada por el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria.

En el caso, del estado Bolívar, dichos movimientos de merma en Mercal los realizan los ciudadanos Carlos Rivas, Subjefe estadal de mercal,  Francis Flores, Coordinadora de Logística y Wilmary Villarroel, Coordinadora de Control de Calidad, todo por instrucciones del ciudadano Yanni Alonso Jefe estadal de Mercal y presidente de Alimentos Bolívar.

Eso es en lo referente a la proteína porque en lo que se refiere a la merma de productos en las bolsas clap, pasa algo parecido  pero no se explican causas y no se establecen responsabilidades por el manejo inadecuado de las mismas.

No se justifica la gran cantidad de kilogramos dañados por mes porque además, “se tiene conocimiento que una bolsa de merma tiene más valor comercial que la misma bolsa en buen estado”, establece el reporte.

De allí que en el informe se propone  hacer una revisión exhaustiva de la figura del bodeguero, figura esta, utilizadas por los Jefes de las Comercializadoras para recaudar el dinero, producto de las ventas de los alimentos subsidiados por Minppal, debido al aumento excesivo en el precio de algunos combos, así como tampoco se conoce el destino de las ganancias, producto de esos cobros, los cuales son manejados presuntamente a discreción de los Jefes de Comercializadoras y la Autoridad Única de Alimentación, lo que da indicio de que existen ciertas irregularidades administrativas y operativas, que se identifican en el reporte.

Así se mencionan la eliminación y suspensión de códigos de Bodegueros, presuntamente por no prestarse a realizar pagos o compras para sufragar gastos personales.

Cita el caso de la bodeguera Sonia Persau, a quien en el mes de diciembre, Yanni Alonso, Autoridad Única de Alimentación en el estado, le propuso, trabajar en conjunto para que le hiciera pagos personales, pero la ciudadana no aceptó y por miedo a retaliaciones por parte del ciudadano antes mencionado no denunció. Pero ahora está dispuesta a declarar.

Están los casos de Bodegueros que están bloqueados, pero son de Confianza de los Jefes de Comercializadoras, quienes utilizan los códigos de otros Bodegueros Activos que se encuentran fuera del País.

Se señala el caso de la Bodeguera Keysi Brito, cedula 13.981.911, No. De Cuenta 0102-0427-59-0000512116; Bernardo Usquiano, cedula 22.584.425, y Katerline Maica, cedula 15.619.463, No. De Cuenta 0102-0635-90-0000604794.

Pero además Keysi Brito aparece como inactiva en el sistema. A pesar de eso, Keysa Brito, realizó  un operativo en el municipio Cedeño Parroquia Pijiguaos.

Aunque esta es una bodeguera adscrita a Mercal Caroní ella realizó este operativo en Pijiguaos, donde el precio de la bolsa fue de 16 Bs y vendió 3359 bolsas.

El No. Cuenta donde se hizo el depósito es 0102-0427-59-0000512116. Número de depósitos, fecha y monto: Dep. 23521234 6.940,00, 17/08/22; Dep. 16996924 20.000,00,  30/8/22 y Dep. 07989154 20.000,00, 31/8/22.

El total transferencias recibidas fue de  46.940,00  pero el total de la venta fue de 3359 x 16 Bs, para un total de 53.744,00.

Se incluyen gasto aproximados de estructura a  un costo 5 Bs. 16.795,00. La diferencia a favor del bodeguero fue de 36.949,00 Monto en $ a razón de 7,86 bs 4.700,89 $.

Ahora no se sabe quién fue el bodeguero que vendió porque Keysa Brito no está en el sistema.

Mientras más lejos el municipio más pasan cosas extrañas

Ahora bien, mientras más alejado está el municipio pasan cosas más extrañas. Ese es el caso del municipio Cedeño donde utilizan los códigos de otras personas para hacer los operativos de cobro de Proteína y bolsas Clap, en todo el estado. 

Otro ejemplo de atención de los Bodegueros, fue el operativo de fecha 04/08/2022 en el Municipio Cedeño, Parroquia Pijiguaos, donde fueron atendidas dos Bases de Misiones (Pioneros de Suapure y Los Caracas).

Así en el mes de julio la cantidad de bolsas  fue de 3.359 a razón de 16 Bs. La venta total es de 53.744 bs.

Este cuadro demostrativo es solo un municipio atendido, si se le suma que el Jefe de Mercal, es su vez el Presidente de Alimentos Bolívar, y autoridad Única de Alimentación en el Estado, se evidencia que tiene toda la distribución y manejo de los clap en el Territorio, por lo cual podemos determinar un círculo vicioso, donde por ejemplo las bolsas de los municipios foráneos, son distribuidas y cobradas a través de bodegueros de confianza, que aumentan los precios a discreción de ellos, según por el costo de los fletes, que ellos mismos suministran, a pesar de que el Minppal le otorga combustible a dichos camiones para la atención foránea, aparte le dejan las cargas de alimentos en ciertos puntos, donde posteriormente las comunidades tienen que pagar otro flete adicional para llevarlo hacia su destino final.

En el reporte se cita otro ejemplo de “trabajo” de un bodeguero bloqueado pero como es de confianza de los jefes hace el trabajo.

Es el caso de Katherine Maica quien atendió la feria del campo Soberano y Clap, en el Municipio Piar, información suministrada por Daniel Carrero, Jefe Estadal de los Clap.

En el Municipio Angostura del Orinoco, parroquia Orinoco, Base de Misiones Producir es Vencer, se inició el cobro por parte de la  Katerline Maica, personal de confianza de los que dirigen las comercializadoras, quien utiliza el Código de la Bodeguera Ángela Hernández, la cual es la titular y es la que aparece en la ficha, cobrando la cantidad 18 Bs. para el pago de la proteína siendo el precio estipulado de 14 Bs.

El precio está a discreción de los Bodegueros en los diferentes municipios, donde la autoridad única de alimentación hace caso omiso de las denuncias por sobre precio, siendo esta Dirección Territorial la que realiza las visitas para dar respuesta a mencionadas denuncias.

En vista de lo antes expuesto los bodegueros de confianza, se dividieron por bloques de atención (se repartieron el estado), los mencionados bloques fueron dispuestos a discreción del coordinador de Gestión Social Daniel Carrero, Carlos Rivas, Subjefe Estadal de Mercal, Yanni Alonso, Presidente de Alimentos Bolívar y Jefe Estadal de Mercal.

Nadie realiza la verificación de la salida de dichos bodegueros que no tienen código activo pero se puede verificar en el acta de Control de Despachos la cual ellos firman al salir del Centro de Acopio.

Estos bodegueros y sus  jefes manejan los Censos a su antojo Daniel Carrero, por ejemplo hace eso en la Parroquia la Sabanita del Municipio Angostura del Orinoco.

Carrero manejó el Clap Apacuana que en junio fue de 4.719 y en Julio fue de 4.911, según certificación de los meses de Junio y Julio, lo que representan un aumento de 192 familias.

Y así otros clap, pero el manejo de la data es prácticamente secreto, ya que es cambiado al antojo de este ciudadano, quien es responsable de Gestión Social de Mercal y Jefe Estadal de los Clap en el estado, además de manejar también la data de atención de Alimentos Bolívar.

Múltiples denuncias

Se han recibido múltiples quejas de las Bases de Misiones y Clap, por el retardo de la distribución de los alimentos. Ejemplo en el Municipio Caroní, la Base de Misiones Octava Estrella (10 meses sin recibir atención); Base de Misiones Simón Bolívar (tenían 11 meses sin recibir Proteínas); Base de Misiones Carabobo (11 meses sin recibir Proteínas); Municipio El Callao, Clap  5 de Julio (6 meses sin recibir atención); Clap Salida del Perú (7 meses que no eran atendidos.) entre otros clap. de mencionado municipio.

Ninguna de esas denuncias son procesadas porque la Autoridad Única de Alimentación, Yanni Alonso, no las toma en cuenta.

Según la data que envió Daniel Carrero, Jefe estadal de los Clap, Mercal atiende 957 clap en 101 bases de Misiones y Alimentos Bolívar atiende 1539 clap que no pertenecen a bases de misiones, entonces, ¿Por qué Alimentos Bolívar atiende bases de Misiones, si son inherencia de Mercal Bolívar? Se señala en el reporte.

Cita como ejemplo, la Base de Misiones Camurika del Municipio Sucre, fue atendida en agosto por Alimentos Bolívar con 1.844 Combos teniendo que ser atendida por Mercal según planificación a partir de Junio y Julio, con una data de 1.592 combos.

Creen en el informe para el ministerio de Alimentación que  hay una manipulación del Ceas Patria por parte de los encargados del escaneo.

De allí que proponen revisar la planificación de Alibol donde no está reflejada la base de misiones Camurika para ser atendida, pero si está en mercal.

De igual manera se debe revisar la asignación de programas especiales como la de Fundaproal debido a que la asignación en el mes de Julio fue de 13.908 y el escaneo arrojo 12.362 existiendo una diferencia de casi 1.546 combos, que deben estar en el inventario correspondiente.

El manejo de la Distribución está en manos de una sola persona, Yanni Alonso, quien también es diputado suplente a la Asamblea Nacional, Jefe Estadal de Mercal Bolívar, Presidente de Alimentos Bolívar ente adscrito a la Gobernación, además de ser la autoridad única en alimentación del estado Bolívar.

Se señala que parte de su equipo, quienes son nómina de Mercal, también se encargan de la distribución de Alibol, teniendo a Mercal casi fusionada con Alibol y así poder atender los apoyos de los entes adscritos a la gobernación, sin ningún pago, ya que saliera el apoyo por alimentos Bolívar tendrían que cancelar la bolsa clap.

Además del obvio desorden en el manejo de los alimentos para el pueblo, se establece que hay maltrato, amedrentamiento y coacción al personal de trabajadores por parte de la Directiva, donde si denuncian alguna irregularidad son retirados del cargo, caso Yusleidys Marcano (renunció), exjefa del Centro de Acopio Mercal Caroní; Ruth Moreno (activa), Jefa del Centro de Acopio Mercal la Sabanita; Carmen Tussent (activa en proceso de reenganche), adscrita a la coordinación de Informática de Mercal Caroní.

Las Comercializadoras no responden a las solicitudes de la Dirección Territorial, cuando se requiere alguna información, quien decide si se pasa o no, es la autoridad única de alimentación, Yanni Alonso, por lo cual es prácticamente imposible llevar un control y supervisión de los alimentos.