Prensa Cámara de la Construcción de Bolívar.-La Cámara de la Construcción de Bolívar reportó una parálisis del sector de un 98% en el estado, para el cierre del 2022.

Resaltaron que la crisis que ya existía desde 2012, se agravó durante la pandemia, por lo que esperan condiciones tanto legales como económicas para su recuperación.

“El sector construcción es el que activa la economía, los países que tienen el sector construcción bien motorizado tienen la oportunidad de que la economía repunte, en Venezuela lamentablemente es todo lo contrario. Desde el año 2012 hemos tenido un decrecimiento total”, indicó el presidente de la cámara, Oscar Gómez.

Señaló que la crisis económica y la paralización en las construcciones de Gran Misión Vivienda Venezuela, el tercer puente sobre el río Orinoco y de las hidroeléctricas como Tocoma ha llevado casi al cierre operativo de las empresas constructoras en la región.

Explicó que a través de la Gran Misión Vivienda se estaban ejecutando unas 30 mil viviendas, de las cuales 22 mil están paralizadas en distintas etapas.

Mientras en el sector privado hay unas 50 obras que quedaron a la deriva por falta de condiciones para culminarse.

De acuerdo con Gómez, de reactivarse las obras paralizadas, en un primer momento se podrían emplear 10 mil personas y llegar a un tope de 50 mil.

“Nosotros estamos dispuesto a recuperar estas obrar, tenemos el conocimiento, la infraestructura, personal y maquinaria para darle continuidad y culminación de las distintas estructuras paralizadas”, expresó.

Reinventándose en países vecinos

De acuerdo con Gómez, las empresas constructoras para sobrevivir han hecho alianzas entre especialistas de albañilería, electricidad e impermeabilizaciones, para que sean varias empresas las que puedan ejecutar las limitadas obras que se están realizando.

Además, las empresas constructoras del estado han empezado a prestar servicios y venta de estructuras metálicas a Brasil y Guayana, como una forma de buscar nuevos espacios de trabajo.

Quieren trabajar por Bolívar

Pese a que han buscado oportunidades en otras fronteras, desde la institución insisten en que se deben generar garantías y condiciones para que las empresas puedan desarrollarse en la región donde se establecieron y crecieron, como es el estado Bolívar.

El presidente de la cámara insistió en que se deben realizar alianzas público-privadas para que las constructoras privadas del sector puedan ejecutar o mantener obras del Estado, donde el ejecutivo regional o nacional no pueda cumplir con lo necesario en materia de construcción.

Agregó que debe incrementarse las oportunidades de crédito y crearse un marco jurídico adecuado que incentive la inversión tanto nacional como extranjera para desarrollar construcciones. “Si arrancamos por allí, estoy convencido que va haber una apertura y se va a motorizar el sector construcción”, concluyó.