La ONG Control Ciudadano hizo un llamado urgente para que se autorice el traslado a un centro de salud al teniente coronel del Ejército Igbert Marín Chaparro, dice la nota que publica El Nacional en su página web.

El preso político cumple este jueves 45 días de huelga de hambre en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ubicada en Boleíta, municipio Sucre del estado Miranda.

«Su situación es muy crítica, por lo que desde Control Ciudadano pedimos, se autorice su traslado a un centro de salud para ser atendido; se le permita la visita de sus familiares; y se incorporen nuevamente garantes internacionales en la veeduría de su caso», señaló la organización.

Y añadió que hace un llamado al director de la Dgcim, Iván Hernández Dala, para que garantice la vida y derechos fundamentales de Igbert Marín Chaparro.

Igbert Marín Chaparro en huelga de hambre

En una información divulgada previamente por la ONG señalaba que en la última semana de diciembre de 2022, la Fiscalía 94 Nacional de Protección de Derechos Fundamentales, visitó al teniente coronel en las celdas de la Dgcim y tomó sus declaraciones,.

«Sin embargo, sus peticiones para finalizar la huelga de hambre, aún no han sido cumplidas», indicó.

Recordó que el teniente coronal se encuentra privado de libertad desde el 2 de marzo de 2018, y debe cumplir una sentencia de siete años y seis meses de cárcel por presunta incitación a la rebelión.

«Ha permanecido todo este tiempo, casi cinco años, en la sede de Dgcim a pesar de contar con una boleta de traslado a Ramo Verde», indicó.