Un equipo de científicos descubrió en la Amazonía de Ecuador una nueva especie de boa enana, considerada una «reliquia» en el mundo animal por poseer vestigios de una pelvis, según se detalla en un estudio publicado a finales de diciembre por el European Journal of Taxonomy.

La boa fue nombrada como Tropidophis cacuangoae «en honor a la activista ecuatoriana, Dolores Cacuango», quien fue pionera en la lucha por los derechos de los indígenas y fundó las primeras escuelas bilingües, señaló la semana pasada el ministerio de Ambiente ecuatoriano, dice DW Actualidad.

Se trata de una «reliquia del tiempo»

De hasta 20 centímetros de largo y con colores y patrones muy similares a los de una boa, los dos ejemplares de T. cacuangoae usados en el estudio fueron hallados en la reserva nacional Colonso Chalupas, en la provincia de Napo, y en la privada Sumak Kawsay, en la vecina Pastaza.

Estas serpientes «son una reliquia del tiempo, son animales tan viejos que obviamente encontrar o toparse con un animal de estos es un privilegio», dijo el investigador ecuatoriano Mario Yánez, del Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio).

La nueva especie presenta una «pelvis vestigial, característica de las serpientes primitivas, que es evidencia de la reducción de las extremidades en los reptiles escamosos hace millones de años, producto de las presiones climáticas en la era del Cuaternario», señaló.

Una especie protegida en Ecuador

El ministerio de Ambiente agregó que el descubrimiento elevó a seis el número de especies del género Tropidophis, que habita solamente en Sudamérica.

Al describir esta nueva especie «se pueden gestionar recursos para la conservación del hábitat, la descripción de esta especie es un argumento más de porqué mantener e incrementar áreas protegidas en Ecuador», sostuvo Yánez.

La nueva especie de boa enana es considerada endémica de Ecuador y su hábitat está en los bosques piemontanos, que son zonas lluviosas, húmedas y con neblina. JU (afp, europeanjournaloftaxonomy.eu)