Antes del lanzamiento mundial de sus memorias «Spare», traducidas al español como «En la sombra», este martes 10 de enero de 2023, el príncipe habló sobre su libro, en el que relata, entre otras cosas, que la prensa británica, en particular la prensa sensacionalista, instigó deliberadamente conflictos dentro de la familia real.

La entrevista con el canal de televisión británico ITV, el 8 de enero, generó revuelo y titulares en la prensa británica e internacional, recoge un despacho de DW Actualidad.

A pesar de estas acusaciones, los periódicos británicos de todos los espectros políticos han reaccionado inusualmente cautelosos y se han centrado en dos temas de la entrevista: el príncipe afirmó que nunca acusó a la familia real británica de racismo, sino de una especie de prejuicio inconsciente hacia su esposa Meghan.

En segundo lugar, reveló sus sentimientos contradictorios hacia su madrastra, Camila.

Dijo que le había pedido a su padre, el rey Carlos III, que no se casara con Camila y le aconsejó que estuviera con ella sin llegar al matrimonio. Sin embargo, enfatizó que el día de su boda se alegró mucho por su padre y su esposa.

¿Más indulgencia de los medios británicos hacia el duque de Sussex?

En el Reino Unido, la cobertura mediática de la entrevista fue relativamente respetuosa, quizás en respuesta a las acusaciones anteriores del príncipe contra la prensa sensacionalista.

Sin embargo, algunos medios de comunicación sí reaccionaron con cierta rudeza en línea.

The Guardian, por ejemplo, calificó la entrevista de «enojada», aunque el príncipe no parecía rabioso durante la entrevista. Aunque sí se refirió a la familia real como la «perpetradora»: «El silencio solo protege al perpetrador», dijo en el programa ITV, cuando se le preguntó sobre sus motivos para publicar sus memorias.

Habló extensamente sobre el trauma que sufrió por la prematura muerte de su madre.

La princesa Diana murió en un accidente de coche en París, en 1997, mientras era perseguida por los paparazis. El accidente ocurrió un año después de que Diana y Carlos se divorciaran oficialmente, tras años de matrimonio infeliz.

Cuando se le preguntó si asistiría a la coronación de su padre el 6 de mayo, Harry no dijo nada en concreto, solo comentó que hasta entonces aún podrían pasar muchas cosas.

En España, «En la sombra» salió a la venta por error antes del 10 de enero de 2023, fecha prevista para la venta mundial de la biografía del príncipe Enrique.

¿Nada contra la monarquía, todo contra la prensa?

El apoyo a la monarquía entre la población más joven en el país disminuye de manera constante desde hace una década.

En vistas de este dato, Harry también habló sobre cómo su problema nunca había sido la monarquía en sí, sino solo su relación con la prensa.

Afirmó que la familia real estaba proporcionando información a la prensa sensacionalista británica, convirtiéndose así en cómplice de la problemática relación entre la opinión pública y la corona.

También dijo en la entrevista que «el mundo» responsabiliza a la familia real británica de lo que le hicieron a él y a su esposa.

En los países de la Commonwealth (o Mancomunidad de Naciones), sin embargo, desde Australia hasta Jamaica, se debate menos sobre Harry y Meghan y más sobre una posible destitución del monarca británico como jefe de Estado. Mientras tanto, historiadores británicos y políticos de las antiguas colonias han instado a la familia real británica a reflexionar sobre su pasado colonial y su papel en el comercio transatlántico de esclavos.

Los Sussex acaparan atención de los medios

Harry y Meghan, el duque y la duquesa de Sussex, han acaparado el centro de atención de los medios durante semanas.

La pareja causó controversia cuando lanzaron su documental de Netflix «Harry and Meghan», en diciembre de 2022. En 2020, la pareja abandonó a la familia real y se mudó a California, EE. UU. Desde entonces, han tenido que ganarse la vida por su propia cuenta.

Según las encuestas de finales de 2022, los índices de popularidad de Harry y Meghan se han desplomado, mientras que los herederos a la corona británica, William y Kate (el príncipe Guillermo y su esposa, Catalina Middleton), han encabezado las listas de popularidad de la opinión pública británica desde la muerte de la reina Isabel II, en septiembre de 2022.  (rmr/rml)