De acuerdo a la  página web Mundo Obrero, hasta este martes 10 de enero en la mañana, seguía la protesta en Sidor, a la altura del portón 4 de la siderúrgica.

Desde el lunes de esta semana los sidoristas salieron a la avenida Guayana, paralizaron la flota en el sector y cerraron el ingreso y la salida de Ciudad Guayana hacia el centro del país.

Es la primera vez en por lo menos cinco años, que los sidoristas toman una decisión de esa naturaleza.

Lejos están los días cuando los cierres de la avenida la hacían los pranes del chavismo comandando por el Gordo Bayon, ya fallecido, o cualquiera de las facciones vinculadas al chavismo o al ex gobernador Rangel Gómez.

Hasta anoche en la madrugada los trabajadores seguían en la avenida así como la flota de autobuses se mantenía paralizada, no se sabe si secuestrados o como cooperadores activos de la protesta.

De acuerdo a la página Mundo Obrero, la manifestación superó en número a las que han tenido lugar los últimos dos años, representando una masa laboral de unos 500 trabajadores.

Por supuesto, efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines, cerraron el paso a la altura del distribuidor de Alcasa, para evitar el paso de otros trabajadores-

También acordonaron la vía a la altura del elevado de Pdvsa – Sisor.

Qué piden los trabajadores

La única forma que los trabajadores de Sidor participen en alguna protesta o realicen una protesta es si les tocan el bolsillo.

En este caso, eso no es distinto. Los sidoristas denuncian atropellos, humillaciones y piden un salario al nivel de la canasta básica.

Exigen el reintegro de los trabajadores “no requeridos” que sacaron en tiempo de pandemia del área de producción.

Reclaman pago de vacaciones y prestaciones suspendidas del mes de abril del año pasado y rechazan las jubilaciones forzadas que aplican representantes de la Siderúrgica del Orinoco y Corporación Venezolana de Guayana.

También piden que cese la cacería de bruja contra los sidoristas que reclaman sus derechos.

En la nota de la página web Mundo Obrero, citan el testimonio de un sidorista quien recuerda que “hicimos sacrificios para que algunas plantas arrancaran. Nos sentimos indignados, porque en lugar de reconocer el esfuerzo de los trabajadores, lo que hacen es arremeter contra el salario, arremeten contra las vacaciones, las prestaciones, contra la salud, contra todo”.

“Ya basta de tanta burla. En diciembre nos cayó una tremenda inflación y todo nuestro dinero se devaluó. Nuestra lucha es por lo que hemos peleado por años y que en su momento conseguimos: queremos un salario justo, pago de las vacaciones y prestaciones sociales y que nos devuelvan los beneficios del contrato colectivo”, dijo otro que pidió mantener su nombre en reserva, por aquello de la cacería de brujas contra todo aquel que levante la voz en reclamo de derechos.

Exigen la destitución de Néstor Astudillo. Lo acusan de atropellar y perseguir a los trabajadores.

Según ellos, los sidoristas, están dispuestos a profundizar la lucha en caso de no conseguir ningún tipo de respuestas a sus peticiones.