La muerte de un hombre en la región de Puno, en Perú, elevó a 60 los fallecidos en las protestas que comenzaron en diciembre de 2021, en rechazo a la actual mandataria Dina Boluarte y en exigencia a nuevas elecciones presidenciales.

La Dirección Regional de Salud (Direna) de Puno informó el viernes en su cuenta de Facebook que un hombre de 62 años falleció tras sufrir un shock hipovolémico mientras era conducido por una ambulancia hacia un hospital ubicado en la región.

La víctima fue identificada como Isidro Arcata Mamani, quien resultó herido durante los enfrentamientos que se presentaron entre manifestantes y las fuerzas de seguridad de Puno.

En la misma jornada del viernes 20 de enero, al menos ocho personas tuvieron que ser atendidas de emergencia por heridas y contusiones de diversa consideración.

Los peruanos se mantienen en las calles para exigir la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, a quien llaman Dina Balarte; el cierre del Congreso, la convocatoria a elecciones generales para este 2023 y una asamblea constituyente.

Queman comisaría en Puno

Manifestantes atacaron y quemaron el viernes la comisaría del municipio Zepita, por lo que los funcionarios de otros sectores tuvieron que ser cerrados como medida de prevención.

El ataque se registró pasadas las 5:00 pm (hora local).

En otro punto de la región, específicamente en el distrito de Desaguadero se enfrentaron a la Policía Nacional tras impedir la toma de la comisaría del sector que limita con la frontera boliviana.

Una situación similar ocurrió en El Callao, donde la policía tuvo que hacer uso de sus armas para disuadir a los manifestantes, dice el diario web El Cooperante.