Nota de prensa.-Los trabajadores creyeron en Chávez y Maduro, pero ya no lo quieren, se cansaron, porque su calidad de vida ha desmejorado, sin educación y con todas las carencias, por eso están huyendo del país porque sus familias están pasando hambre, dice Hugo Maestre, dirigente político.

En nota de prensa, explica que Venezuela con más migrantes que Ucrania en guerra  pide al gobierno de Maduro que pare su enfrentamiento con los venezolanos.

El pueblo por la vía de la protesta democrática está tratando que el gobierno “abra los ojos y ponga los oídos”, para escuchar sus quejas y sus problemas, acota.

Pero el gobierno no quiere abrir los ojos ni escuchar las protestas del pueblo lo cual considera un grave error, y aunque a los venezolanos nos aprieta esa cultura hogareña, el pueblo está pidiendo al gobierno que ya está bueno y que es necesario que se manifieste y tome en cuenta sus problemas, dice.

“El pueblo no tiene para su alimento, vestimenta, para cubrir sus gastos de medicina, que se está muriendo a mengua como hablaban en mi pueblo y eso no puede ser” advierte Maestre.

El gobierno va a ser culpable de mucha desgracia, “y el pasado 23 de enero escuche al presidente Maduro diciendo que el pueblo salió a la calle, para apoyarlos a ellos según Maduro” cosa que calificó como mucho “caradurismo” de este señor, a quién calificó de insensible y responde  siempre con muchas idioteces que no están a la altura de un
cargo, agregó.

El Presidente y su séquito saben muy bien que la gente no está comiendo bien, mientras la gritan que haga algo, que resuelva el problema antes que ocurra un estado de sitio, violento, o que se llegue a una situación lamentable y corra la sangre, señala.

Maestre no entiende la posición del gobierno autocrática y anárquica, y en relación a la respuesta de que no puede mejorar los salarios por las medidas que tomaron los Estados Unidos contra algunos personeros del régimen, presicsa que no es contra Venezuela.

Maduro no cree que entienda la situación de un trabajador que gana ciento treinta bolívares mensuales, algo muy bochornoso y fuera de lo común, porque todos los salarios de los países vecinos y de todo Centro y Sur América, está por encima de los doscientos dólares y en algunos la pensión llega hasta cuatrocientos dólares, mientras Venezuela siendo un país rico, con oro, diamantes, petróleo, coltán, recursos hídricos abundantes, tierras fértiles, no se pueda aumentar a los trabajadores, dice.

El dirigente guayanés le dice a Maduro que mejor se va junto a quienes le rodean, porque no puede mantenerse en el poder enriqueciéndose mientras el pueblo pasa hambre y trabajo para poder subsistir.

Considera la actitud de Maduro como de canalla con los venezolanos, mientras sale por televisión diciendo que está en el mejor momento de su “éxito”, y nadie lo entiende, concluye Hugo Maestre.