7 muertos en incidente nuclear en base militar rusa

0
336

News Republica.-Rusia reconoció este sábado, tras dos días de silencio, que la explosión ocurrida el jueves en una base de lanzamiento de misiles cerca del Ártico tuvo un carácter nuclear, con un total hasta ahora de al menos siete muertos.

En un comunicado, la agencia nuclear rusa anunció que siete personas murieron -dos militares y cinco civiles- en laexplosión y otras tres personas sufrieron quemaduras.

Rosatom explicó que sus empleados aportaban ingeniería y apoyo técnico para la «fuente de energía isotópica» del motor del misil.

Los responsables militares no informaron sobre la posible presencia de combustible nuclear en el accidente, que tuvo lugar en la región de Arcángel.

Inmediatamente después del accidente, el Ministerio de Defensa indicó que se produjo cuando se estaba haciendo una prueba de un «motor-cohete a ergol líquido» (propulsor), e informó de la muerte de dos especialistas y de seis heridos.

Las autoridades aportaron poca información sobre este accidente en una base militar abierta en 1954 y especializada en los ensayos de lanzamientos de misiles de la marina rusa.

‘Breve’ alza de la radiactividad

La publicación fue retirada poco después del portal de la alcaldía, que tampoco precisó hasta qué nivel subió la radiactividad.

Un responsable local de defensa civil, Valentin Magomedov, declaró a la agencia de prensa TASS que el nivel de radiación subió hasta a 2.0 microsieverts por hora durante treinta minutos, por encima del límite reglamentario de exposición de 0.6 microsieverts por hora.

Los habitantes de Severodvinsk corrieron el viernes a las farmacias para comprar yodo o productos con ese elemento químico.

Medios rusos publicaron un video sin fuente identificada que mostraba hileras de ambulancias atravesando Moscú hacia un centro especializado en el tratamiento de víctimas de radiaciones.

Según Rosatom, los heridos fueron atendidos en un «centro médico especializado».

Un experto del instituto para la investigación nuclear de Moscú, Boris Zhukov declaró en el portal del diario RBK que las fuentes de energía isotópica se utilizaban principalmente en la industria espacial y no representaban habitualmente un riesgo para los usuarios.