Mueren dos secuestradores en situación de rehenes en Caracas

0
289
Uno de los secuestradores era amiguito del hijo de los secuestrados

Cuatro horas y media duró una situación de rehenes que comenzó el miércoles a las 3:00 pm en un apartamento del edificio Cimarrosa, en la avenida Victoria, entre las calles Minerva y Guayana, a pocos metros de un módulo de la GNB y a 50 metros de otro dispositivo de la PNB.

Todo empezó cuando dos jóvenes, uno de ellos un adolescente que estudió primaria con el hijo del dueño del inmueble, quien se dedica a la venta de cosméticos, tocó el intercomunicador para decir que iba de visita. Antes de eso ambos muchachos estuvieron en una sala de  juego de parley, localizada en la planta baja de ese edificio.

El dueño del apartamento bajó y abrió la puerta. Los muchachos entraron a la residencia y una vez adentro del inmueble ataron a la pareja italiana y a su hijo de 15 años de edad.

Así transcurrieron dos horas hasta que un vecino del edificio se percató de que algo extraño estaba ocurriendo en el apartamento de esa familia y de inmediato notificó a la policía.

Llegaron comisiones mixtas de Dirección contra la Delincuencia Organizada, Unidad de Operaciones Tácticas Especiales y Estación Policial San Pedro.

Cuando los primeros funcionarios llegaron, hubo detonaciones desde el interior del inmueble, por parte de los dos jóvenes, y se produjo un enfrentamiento en el cual uno de los participantes en la situación de rehenes resultó herido. De ahí lo trasladaron a un centro asistencial donde falleció.

El otro participante aprovechó para huir lanzándose desde la parte posterior del apartamento, del piso 4 al 3. Cayó en la calle Panamá de Terrazas de Las Acacias. Ahí mantuvo un intercambio de disparos con los funcionarios policiales y también murió, luego de ser ingresado a un hospital.

Uno de los fallecidos era adolescente y el otro tenía 18 años de edad, pero estaba indocumentado. Les incautaron una pistola Beretta calibre 9 milímetros y un revólver 3.57 Magnum. Los funcionarios rescataron a la pareja y a su hijo, quienes no sufrieron ninguna lesión. El comerciante les abrió confiado la puerta del edificio porque conocía al adolescente que estudió con su hijo.

Funcionarios de otros organismos de seguridad se mantuvieron en los alrededores de la residencia mientras la PNB resolvía la situación de rehenes. Vecinos también llegaron.

Los cuerpos de los dos implicados en este caso fueron llevados de los hospitales donde fallecieron a la morgue de Bello Monte para practicarles la autopsia y ser identificados mediante la necrodactilia, con el fin de ser entregados luego a sus familiares, previa declaración de los deudos en la División contra Homicidios del Cicpc. Ahí se inició la investigación que determinará si hay otros implicados.

El Dato

Vecinos del edificio Cimarrosa se quejaron de la inseguridad que en los últimos meses se vive en el sector.  Manifestaron que anteriormente la zona era tranquila, pero ahora ocurren secuestros, homicidios y robos. Los comerciantes han instalado rejas en sus negocios y las familias no bajan a caminar. EN