Venezuela califica de minoría a países que piden reunión sobre crisis en el país

0
94
Delcy Rdríguez, canciller de Venezuela

La ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, reiteró ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que Venezuela repudiaba las acciones y el informe que el secretario general de la organización, Luis Almagro, presentó sobre la situación de Venezuela.

Afirmó en su derecho de palabra frente a los países miembros que se solicitó la sesión para “aclarar y denunciar” lo que calificó como “graves acciones injerencistas” que, a su juicio, se cometen desde la OEA.

Indicó que desde el bloque regional y específicamente por medio de su secretario general se busca afectar a Venezuela. Aseveró que Almagro actúa en compañía de una “fracción minoritaria” de los países de la región.

Rodríguez aseguró que hablaba en nombre del presidente Nicolás Maduro. La diplomática enfocó sus argumentos en desprestigiar a Almagro.

La canciller se refirió con varios calificativos a Almagro. Indicó que era “un mentiroso, deshonesto, malhechor, mercenario y un traidor”.

“Almagro se convirtió en un militante contra el diálogo en Venezuela”, destacó.  Aseveró que el uruguayo no era imparcial y buscaba desestabilizar la revolución bolivariana.

Instó a los 14 países que la semana pasada firmaron un comunicado para discutir la sesión de Venezuela a desistir sobre la injerencia sobre Venezuela. Aseveró que la OEA era una organización “sin brújula”.

Antes de que hablara Rodríguez, el presidente del Consejo Permanente, y representante permanente de Belize ante la OEA, embajador Patrick Andrews, reiteró que es pertinente que Venezuela, siendo el país sobre el cual se hablará y como centro de discusión opine. Indicó que se debe dialogar para resolver las diferencias.

La sesión extraordinaria de este lunes, convocada a petición de la delegación de Venezuela el viernes en la noche, ocurrió en el Salón Libertador Simón Bolívar y fue el primero de dos encuentros que la OEA celebrará.

El primero fue solicitado por Venezuela y el segundo ocurrirá el martes para analizar la situación del país, el mismo se convocó después que 18 países del bloque lo pidieran. La OEA está conformada por 35 países miembros, eso significa que más de la mitad pide la reunión de este martes.

El gobierno venezolano solicitó este lunes a la Organización de los Estados Americanos (OEA) suspender la sesión convocada para mañana por el organismo, en el que se planteará la situación del país y las posibles medidas de presión para que en Venezuela se fije un calendario electoral y se libere a los presos políticos.

“La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente el plan intervencionista que una facción minoritaria de países dentro de la OEA pretende acometer contra nuestra patria, así como repudia el desmedido e ilícito comportamiento del señor Luis Almagro a través de sus acciones criminales contra los Poderes Públicos del Estado venezolano”, publicó la Cancillería en un comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores aseguró que hay “un acoso dirigido por los Estados Unidos de Norteamérica a través del ocupante de la Secretaría General de la OEA, Luis Almagro, y un grupo de países que han conformado una facción minoritaria”.

“De persistir esta ilegal, unilateral, desviada y parcializada actuación a favor de los extremistas violentos en Venezuela, procederemos con severidad y firmeza a través de los medios diplomáticos, de los instrumentos del Derecho Internacional y conforme al orden constitucional venezolano”, advirtió el gobierno nacional en la misiva.

La sesión del martes se convoca a petición de Canadá, Argentina, Barbados, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Uruguay.