“El elector está cansado de la doble moral”

0
18

“El elector está cansado de la doble moral”. Alejandro Terán es quien hace este comentario y advierte que es necesario hablarle con la verdad a la gente. Pusimos una sonda en Marte y vamos a seguir creyendo que podemos engañar al votante, se pregunta.

El candidato a la gobernación del estado Bolívar, por el partido Nuvipa, acaba de culminar una gira por Piar, Heres y Caroní. Ahora está en una gira de medios, junto a los jefes de Nuvipa.
Insiste en la necesidad de decir la verdad. “Aquí todo el mundo entiende. Se ha hecho más daño con las mentiras que con la Resistencia y con los abusos del gobierno. Ya está bueno”, dijo.
Alejandro Terán trabaja al mismo tiempo en su plan de gobierno y reitera que es necesario educar para prosperar “y dejar de distribuir la riqueza. Lo correcto es enseñar a la gente a generar riqueza y crear las condiciones para ello.”
Aclara que el gobierno nacional tiene que dar marcha atrás en algunas medidas que sólo han empobrecido más al que menos tiene y ha hecho desaparecer a la clase sanduche, la clase media.
“Quienes no tenemos acceso a los Clap ni al servicio público de salud, pésimo por cierto, tenemos que pagar la comida al precio del dólar libre, los medicamentos y servicios de salud también dolarizados y hacemos sacrificios para eso.”
Pero quienes no pueden tener un Clap todas las semanas o un servicio de salud privado son presa fácil de los especuladores y comercializadores de la salud en el sector público, acota.
“Estoy seguro que hay médicos, enfermeras, personal de apoyo en las instituciones de salud del Estado que tienen vocación de servicio pero los que se ven son los que andan bachaqueando con los medicamentos, con los servicios, por lo tanto ése ciudadano que no tiene dinero paga la salud tan o más cara de aquellos que tienen un servicio privado.”
Y así no le sirve a nadie, agrega. Por ello insisto en la necesidad de decir la verdad. Tanto la oposición como el gobierno han creado un metalenguaje que sólo entienden ellos y los ciudadanos somos víctimas de sus arreglos, comenta.
De allí la importancia de decir la verdad. El elector no es tonto. No piense el gobierno o la oposición que la gente no se da cuenta de cómo se acuerdan y dejan los intereses del colectivo por fuera. Todos nos damos cuenta que no hay víctimas ese ámbito, que las víctimas propiciatorias somos los ciudadanos, de allí la necesidad de insistir en decir la verdad, concluye. Prensa Comando de Campaña