Yoel Finol va mañana por la de Oro

0
32
Cuñado del Inca Valero, boxeador que ganó 27 combates, asesinó a su esposa y se ahorcó

Venezuela tendrá una segunda medalla en los Juegos Olímpicos Río 2016. Ayer Yoel Finol consiguió un triunfo que lo puso en semifinales y le aseguró una visita al podio para acabar con la sequía de 32 años sin celebraciones del boxeo venezolano.

Omar Catarí y Marcelino Bolívar, en la edición de Los Ángeles 1984, fueron los últimos púgiles en regresar de una cita olímpica con una medalla colgada al cuello. Finol consiguió el quinto metal del boxeo venezolano tras derrotar por decisión unánime al argelino Mohamed Flissi y promete ir por más.
“Estoy convencido de que esta medalla cambiará de color”, dijo el merideño de 19 años de edad. “Ya enfrenté a dos grandes aspirantes como el británico Muhammad Ali y a Flissi, confío en que puedo hacer un trabajo igual ante el uzbeko, aunque sea zurdo y no lo conozco. Espero igualar a Francisco “Morochito” Rodríguez en esta oportunidad”.
Finol, que ya tiene entre manos una presea de bronce, se enfrentará mañana con el uzbeko Shakhobidin Zoirov por el pase a la final: “Esta medalla es importante porque hace 32 años no se ganaba una en el boxeo. Es para mi gente de El Vigía y para mis compañeros de Caciques de Venezuela”.
“Me merezco esto por el trabajo que he hecho con la selección y el sacrificio”, declaró el cuñado del fallecido Edwin “el Inca” Valero, “Salí con muchas ganas de triunfar, voy siempre para adelante porque son boxeadores importantes y reconocidos y hasta ahora he podido ganar por decisión unánime gracias a los consejos de mi esquina”.
Finol se levantó con la convicción de que podía lograr grandes cosas en este combate: “Sabía que era hora de jugármela. No pensaban que Finol podía dar una medalla y aquí estoy haciendo historia. Es mi fe en Dios lo que me ha traído hasta aquí”.
La delegación venezolana ha conseguido medallas en las últimas tres ediciones de los Juegos Olímpicos. La edición de Atenas 2004 fue la última en la que regresaron con un botín de más de una presea, con los bronces de la taekwondista Adriana Carmona y el pesista Israel Rubio. La cita con la mayor cantidad de medallas se remonta a 1984, cuando a Bolívar y Catarí se sumó el bronce de Rafael Vidal. EU