Dodgers forzó el séptimo a punta de pitcheo

0
26

Cinco imparables y tres carreras le bastaron al conjunto de los Dodgers de Los Ángeles para imponerse a los Astros de Houston 3-1 en el sexto partido de la Serie Mundial 2017.

Dos días después de lo que fue una actuación desastrosa, el cuerpo monticular de los californianos se reivindicó al contener a la difícil toletería sideral, a la cual le permitieron solo seis imparables, incluido cuadrangular de George Springer.

Aunque el mérito principal fue del manager Dave Roberts, que esta vez acertó en las decisiones en el manejo de su bullpen y eso le rindió dividendos.

En la quinta entrada, y ante pitas de disconformidad del público, Roberts sacó al abridor Rich Hill con las almohadillas llenas y dos outs para traer a Brandon Morrow, que terminó sacando el cero.

En el sexto capítulo, en el que Justin Verlander titubeó luego de cinco entradas inmaculadas, el manager optó por no tocar la bola con Chris Taylor y dos corredores en circulación, y el jardinero respondió con un doblete remolcador para igualar las acciones.

Seager, con fly de sacrificio en el mismo capítulo, llevó a la goma la segunda anotación que le hizo daño y le propinó la primera derrota de la postemporada a Verlander.

En el séptimo Joc Pederson puso la guinda con jonrón solitario, mientras que Kenley Jansen sacó de manera impecable los últimos seis outs para el salvamento. EN