Rodríguez apuesta al diálogo para erradicar la violencia política del país

0
16

Caracas.- El representante del Gobierno en el diálogo, Jorge Rodríguez, culpó a sectores “extremistas” de la oposición venezolana de promover el “reagrupamiento de grupos y factores violentos” que atentan contra la paz y estabilidad del país.

En declaraciones ofrecidas en su llegada a República Dominicana, el también ministro de Comunicación e información, aseguró que a pesar de los intentos desestabilizadores de “algunos personeros de partidos como Voluntad Popular y Primero Justicia”, el Gobierno Nacional insiste en el diálogo “para lograr un acuerdo de convivencia pacífica que desentrañe, de manera definitiva, la violencia de la vida política en Venezuela”, indicó.

Con sus polémicas, Rodríguez envía mensajes contradictorios momentos antes de retomar el proceso de diálogo que se efectúa en el Centro de Convenciones de la Cancillería en Santo Domingo, capital del país caribeño.

El canciller dominicano, Miguel Vargas, y el expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, recibieron a los comisiones del Gobierno y oposición para la tercera ronda de negociaciones, donde se aspira se logre un acuerdo definitivo entre las partes.

Previo al encuentro, el presidente Nicolás Maduro expresó que la delegación oficial lleva “instrucciones precisas para avanzar (…) en los acuerdos  para dar garantías plenas en la realización de las presidenciales (…) y que la oposición no tenga excusa para salir corriendo y buscar la violencia”, señaló el mandatario durante una cadena de radio y televisión.

Por su parte el vocero oficial de la oposicón, Luis Florido, dijo previo al encuentro que no cree que está sea la última ronda del diálogo, asegurando que no están dispuestos a aceptar cualquier acuerdo y que su meta es alcanzar “elecciones justas y libres, sin presos, (…), solución a la emergencia humanitaria y la hiperinflación”, apuntó.

Florido también planteó que dicho acuerdo debe reconocer a las organizaciones políticas que, según mandato de la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente (ANC), deben validarse nuevamente ante el poder electoral por no haber participado en las últimas elecciones municipales realizadas en el país.

Por su parte el Gobierno aspira que la oposición reconozca a la ANC, órgano sin validez legal por su “fraudulenta convocatoria” según la oposición, y se levanten las sanciones internacionales contra funcionarios venezolanos.

El encuentro pautado para el día de hoy no contará con la presencia de los cancilleres de México, Chile, Paraguay y Nicaragua, quienes hasta ahora han servido de acompañantes y garantes del proceso; sin embargo, se tiene planteado que se sumen este viernes a una nueva ronda de negociaciones que se espera arroje resultados definitivos en el proceso.

De hecho la permanencia de los acompañantes de Chile y México está en riesgo, según declaraciones del canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien manifestó que de no haber “resultados concretos y creíbles (…) no tendrá ningún sentido seguir adelante”, a lo que la representante del gobierno venezolano, Delcy Rodríguez, respondió pidiendo “sindéresis y seriedad a los acompañantes”.  EU