“No pueden llegar a la Plaza Monumental porque es de la revolución”

0
35

El gobernador del estado Bolívar, general Francisco José Rangel Gómez, lideró la concentración de unos 300 empleados públicos y seguidores del presidente Nicolás Maduro, que la mañana de este jueves primero de septiembre se realizó en la Plaza Monumental de Puerto Ordaz, a donde se tenía previsto que llegara la marcha de la oposición.
Rangel Gómez, acompañado por el alcalde encargado de Caroní, Eriberto Aguilera, el director de Inviobras, Héctor Herrera Jiménez, entre otros altos funcionarios públicos regionales, le habló a los empleados de Sidor, Comsigua, Alcasa, Ferrominera, Mercal, beneficiarios de la Misión Vivienda y demás simpatizantes maduristas.
En primer lugar Rangel rechazó las intenciones de la marcha convocada días atrás por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuyos marchistas a la misma hora caminaban desde el Centro Comercial La Churuata de Puerto Ordaz y querían llegar a la Plaza Monumental donde se concentró el oficialismo.
“No pueden llegar a la Plaza Monumental porque este es un espacio de la revolución”, dijo Rangel Gómez, para luego agregar que sería una afrenta al proceso revolucionario permitir que la oposición marchara a este sitio, “esta plaza es nuestra, es como la Plaza Bolívar, un símbolo”, aclaró.
Agregó el dirigente regional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), que “unos poquitos, como 100, insistieron en llegar aquí pero no pudieron”, en referencia a los manifestantes de la MUD que le reclamaban la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) por cerrarles el paso.

Arco Minero
Rangel Gómez aseguró que la oposición intenta darle un golpe de Estado al presidente Nicolás Maduro, quien fue electo constitucionalmente por el sufragio del pueblo, “sacó 300 mil votos de ventaja en 2013, creían que como ya Chávez no estaba iban a poder con él, pero resulta que Maduro les salió duro”.
Comentó que la destitución de Dilma Rousef, ex presidenta de Brasil, fue un golpe de Estado “cobarde”, y que algo similar ha intentado hacer la oposición en Bolivia y Ecuador, e incluso en Argentina, con la elección también democrática y por voto popular del presidente Mauricio Macri.
Asimismo, el gobernador de Bolívar reiteró que este estado es minero desde hace más de 100 años y seguirá siéndolo, por lo que el presidente Nicolás Maduro decretó el Arco Minero del Orinoco para potenciar esta actividad, lo cual según él desató la codicia de los opositores venezolanos y sus aliados imperialistas.
“Ellos lo que quieren es tener a un Presidente títere en Miraflores, que lo llamen desde el exterior los grandes capitalistas, le den órdenes y él las acate, pero no va a ser así, no volverán, aquí hay presidente Maduro para rato”, añadió Rangel.
Mientras el mandatario regional hablaba, habitantes de los edificios cercanos hicieron un sonoro cacerolazo, lo cual le causó molestia y en respuesta les espetó; “toquen bastante cacerola, porque para tumbar a Maduro van a tener que echarle bolas”.
Al terminar el discurso los asistentes se subieron a autobuses de Transbolívar y de las empresas básicas para retirarse, mientras que el gobernador abordó su caravana de camionetas Toyota y se fue del lugar sin que se produjeran incidentes violentos. Carlos Jesús Gómez