Un secuestro cambió la vida a Enghel, el inmigrante que triunfó en Chile

0
70

El talento venezolano brilló en tierras chilenas luego de que el cantante y compositor Enghel fuera premiado por la canción “Aquí estoy” durante el Festival Internacional de La Canción de San Francisco, en Mostazal, segundo evento musical más importante de ese país después de Viña del Mar.

Al igual que otros venezolanos, Enghel decidió partir a otro país sin olvidar de donde vienen los éxitos de su carrera musical.

“Mi hija se vino en marzo de 2015 a Chile. Yo en ese momento estaba en una etapa bien importante de mi carrera terminando de promocionar un tema que se llama “Te quiero más”, que fue número uno en Venezuela y también sonó en otras partes de Latinoamérica. Estaba por lanzar el que fue mi cuarto sencillo de mi primer álbum “Tartamudeo.

Al momento de la salida de su hija del país, la carrera musical de Enghel estaba en la cúspide tras formar parte de canciones que se convirtieron en grandes éxitos en la industria musical venezolana.

“Estaba comenzando a sonar ‘Baja’ una canción que escribí para la superbanda de Venezuela, Guaco, y ‘Siento bonito’, de Juan Miguel, que posteriormente se convirtió en número uno y sonó bastante en todas las emisoras del país”, comentó el compositor para El Nacional Web.

La oportunidad laboral de la madre de su hija la llevó a adelantar su viaje con la pequeña a la ciudad de Santiago en marzo de 2015, mientras que el cantante caraqueño planeaba irse del país en 2016. Sin embargo, un secuestro le hizo cambiar de parecer.

“En septiembre de 2015 fui víctima de un secuestro express, eso hizo que acelerara la decisión de irme”, destacó el cantante.

Para continuar en el mundo musical desde la capital chilena, Enghel llegó haciendo pequeñas presentaciones en bares sin dejar de producir y componer para artistas venezolanos.

“Nunca me separé de Venezuela, sigo trabajando para artistas como Benavides y Daniel Huen”.

En 2018 decidió inscribir el sencillo “Aquí estoy” en el festival, canción que narra su experiencia como inmigrante.

“Acudieron entre 10.000 y 12.000 personas al evento, participaron países como España, Italia, El Salvador, Argentina, Colombia, Perú, Chile y yo”. El venezolano se llevó el triunfo en la segunda y última ronda del festival.

“Aquí estoy” se ha convertido en el himno de la diáspora venezolana, cosa que me deja contento porque de alguna manera he podido unir al país”, dijo.

Sin dejar a un lado sus raíces, Enghel reconoció extrañar a su familia en Venezuela. Sin embargo, para él, la unión con sus hijos no tiene comparación.

“El mejor lugar para vivir es donde está tu corazón, y mi corazón está con mis hijos”, concluyó el cantante. EN