Acumulando fuerza

0
34

Cumpliendo nuestra táctica política, basados en nuestro principal objetivo estratégico, el Partido Comunal Revolucionario (PCR) da inicio a una gira por todo el país, y para esa tarea creamos tres grandes sectores y cinco sectores. Esto con el fin de poder tomar y visualizar el territorio con mayor amplitud. Estos tres grandes sectores, los definimos: el brazo oriente, el brazo centro y el brazo occidente.

Estos brazos se profundizan en los sectores: Los Llanos, Los Andes, Mar Caribe, Fronteras Sur y Capital.

Nuestra geopolítica se basa en trabajar desde los barrios y pueblos de estas regiones. No son desde los grandes espacio de poder que iniciamos nuestra tarea. Nosotros estamos creando en cada espacio células, con la tarea de multiplicarse y de controlar los territorios. Nosotros somos una organización de cuadros políticos que hacen política de masa. El PCR anda aplicando la política Guevarista del foco revolucionario, con el fin de ser ejemplo para el pueblo, y pueda este pueblo asumir vanguardia desde sus espacios de vida cotidiana.

Nuestra organización anda en cinco líneas políticas: primero captar militancia, simpatizantes y voto. Con la finalidad de lograr ser un gran movimiento revolucionario con presencia política en el país y en otros países. En la captación no somos sectarios, sumamos a todo aquel que asuma nuestra banderas, que es el Estado Comunal, es decir, el Socialismo Revolucionario, la política consejista, los principios ideológicos de Bolívar, Zamora y Rodríguez, la Revolución Comunera y chavista. Después de la política de captación, debemos pasar a lo segundo, organizar esa militancia, y nuestra fórmula son desde el seno de la familia, el campo, la fábrica, el pueblo, el barrio o la ciudad. Es con la célula en cada espacio territorial que fortaleceremos nuestra organización. Luego construir en cada comuna, una dirección política de nuestra organización, y crear una dirección política en cada parroquia del país, y consolidar una dirección política en cada municipio y tener una dirección política en cada estado.

Luego de captar y organizar, pasamos a una tercera fase más importante que es la formación política e ideológica de nuestra gente, basados en que somos una organización de cuadros, y no en un movimiento aluvional, en cada célula o dirección política debe fundarse la escuela de cuadros “Pedro Ortiz” para lograr tener un ejército que este amoldado a las distintas formas de lucha, para hacer una revolución y para eso nuestra organización tiene un pensum de estudio. Estamos en la cuarta parte, que es el tema mediático, es fundamentar estar en todos los espacios de comunicación y utilizar las herramientas que creó el sistema capitalista para explotar y controlar, como herramientas para informar, y armas de guerra para la liberación de la clase trabajadora. Y la quinta fase o parte es crear un brazo económico autónomo, que no dependa del Estado, y ni de ningún grupo de poder, debemos construir EPS, UPF, cooperativas y empresas privadas, que nos permitan acumular capital para dar la batalla por la construcción de nuestras ideas revolucionarias.

Nuestro fin estratégico es el Estado comunal, proletario y socialista, para eso cada uno de nuestros militantes deben impulsar las comunas, consejos comunales, consejos de trabajadores, consejos estudiantiles, consejos campesinos, consejos de pescadores, consejos indígenas, consejos de afrodescendientes, consejos de los sexo diversos, e impulsar los consejos en cualquier espacio de la vida diaria, como forma de organización colectiva y autónoma.

En la táctica electoral de nuestra organización colectiva y autónoma, impulsa toda forma de organización para desarrollar una política electoral en todos los espacios de las reglas previstas, aplicando una máxima Marxista que es sobre una realidad concreta, una acción concreta. Quiere decir, participar en elecciones sindicales, federaciones, concejales, diputados, entre otros espacios políticos.

Como entendemos que no realizaremos la revolución solos, impulsamos la unidad de los iguales, basados en alianzas políticas en igualdad de condiciones y estas alianzas son con los movimientos comunales, sociales y populares y con los partidos de izquierdas que creen en la Revolución Bolivariana.

Nuestra organización lucha por lograr una tarjeta ante el CNE, no se ha podido por dificultades, por saboteo y por la coyuntura país que vivimos. Pero esto no niega que nosotros como organización existamos como una tendencia del Socialismo Revolucionario, Bolivariano y Comunero en el país. Nosotros continuaremos impulsando la inscripción de nuestra siglas ante el CNE.

Hoy reafirmamos nuestro apoyo al camarada presidente Nicolás Maduro, en la lucha por su reelección, pero eso no quita nuestra postura crítica en los errores que observemos en la calle, en la política y en los dirigentes. Hoy más que nunca debemos ayudar al pana Nicolás, no es fácil la tarea que le impuso la historia, pero este es el camino por la construcción del Socialismo Revolucionario y Comunero.

Herzen Marcano (*)

 

(*) Concejal del municipio Caroní

Miembro de la Dirección Nacional del PCR

Tw: @HerzenN