“Quiero ser como Fidel”

0
122

Fidel Alejandro Castro Ruz o simplemente Fidel;  se inició en la vida pública como político opositor y destacó especialmente tras el asalto al cuartel Moncada en 1953, por el que fue condenado a prisión; luego fue indultado gracias a la presión de la opinión pública,  se exilió al salir de la cárcel en México, donde planeó la llamada invasión guerrillera de 1956, que terminó con el triunfo de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959 con el derrocamiento de la dictadura de Fulgencio Batista.

A penas triunfó la Revolución, Fidel fue nombrado primer ministro el 27 de febrero del mismo año por el presidente interino Manuel Urrutia, para después liderar la adopción del marxismo por parte del nuevo Gobierno Revolucionario, estableciendo así el primer Estado Socialista de América.

Pues bien, el asunto no se quedó allí, las acciones que se tomaron posteriormente en el aspecto económico y político desato una serie de eventos que están aún vigentes en nuestros días.

Luego de generarse tensiones con el gobierno norteamericano, el Gobierno Revolucionario anuncia el 29 de junio de 1960, que confisca las refinerías de las compañías petroleras Texas Oil Company, Shell y Esso, tras negarse éstas a procesar el petróleo soviético. El 6 de julio, el presidente de Estados Unidos decreta rebaja de 700.000 toneladas de azúcar de la cuota cubana en el mercado  americano y dos días más tarde, el senado estadounidense faculta al presidente Eisenhower para suspender todo tipo de ayuda a países que confiscaran propiedades estadounidenses.

Como reacción, el Consejo de Ministros cubano acuerda otorgar poderes al presidente de la República y al primer ministro para confiscar las propiedades estadounidenses, de éste modo el  6 de agosto de ese mismo año, en el estadio del Cerro, Castro anuncia la confiscación de gran número de empresas estadounidenses, incluyendo las refinerías de petróleo, 36 centrales azucareros y las compañías de teléfonos y electricidad.

Para no hacer larga la historia, todos sabemos lo ocurrido luego con la llamada “Crisis de los Misiles” y lo decidido por la administración Kennedy imponiendo el Bloqueo o embargo Económico y Comercial a la isla; las actuaciones de los Estados Unidos generaron que incluso desde antes a dicha crisis ya Fidel y su revolución fijaran la estrategia de señalar como enemigo y causa de todos sus males a la potencia del Norte; de éste modo pasaron años para muchos y una vida para otros, mientras que 11 presidentes democráticamente electos regían los destinos de los Estados Unidos, a saber: Dwigth Eisenhower (1953/1961), John F. Kennedy (1061/1963), Lyndon B. Johnson (1963/1969), Richard M. Nixon (1969/1974), Gerald Ford (1974/1976), James Carter (1976/1980), Ronald Reagan (1980/1988), George H. Bush (1988/1992), William “Bill” Clinton (1992/2001), George W. Bush (2001/2009) y Barak Obama (2010/2017).

El punto mis estimados lectores, es que por más de 50 años el gobierno Cubano ha sostenido que es culpa del bloqueo que según ellos es el más largo de la historia de la humanidad, lo que tiene al pueblo Cubano pasando hambre, tildando dicha política de cruel e inhumana, carente de legalidad y que produce enfermedades y desesperación en la población de la isla, mientras que la Revolución Cubana no asume nunca que desde el inicio fueron ellos quienes sembraron la semilla de destrucción de todo el aparato productivo existente o a futuro.

Justo esa misma receta la está empleando el fraudulentamente recién reelecto presidente de la República Bolivariana de Venezuela,  quien luego de destruir lo que poco había y no tener brújula alguna para regir los destinos de Venezuela en ningún aspecto, pretende que se le crea que todo se debe a las sanciones recientemente impuestas por EE.UU, nada más alejado de la realidad, cuando todos sabemos que desde hace al menos 10 años, el país viene en un deterioro constante y sin embargo el señor insiste en parecerse a Fidel.

La destrucción del sistema agroalimentario, el desfalco a la principal industria petrolera como lo es PDVSA, la nula credibilidad en la seguridad jurídica para invertir y un largo etcétera, hace que el esquema utilizado por Fidel Castro y ahora mal copiado por Nicolás sea simplemente inviable para los que tienen cuatro dedos de frente.

Por otro lado mientras la crisis auto inducida de Venezuela permea hacia otras naciones, observamos como Colombia próximamente entrará a la OTAN como primer miembro global latinoamericano, lo que tiene locos a los del alto mal gobierno quienes tildan de “amenaza para la paz” dicho ingreso, será para la paz de los que han derrochado y destruido todo el potencial de Venezuela y mantiene a más de 32 millones de ciudadanos en la situación caótica en la que vivimos a diario, porque de lo contrario ni idea de cuál paz hablan.

Los acontecimientos siguen en desarrollo, muchas cosas se escapan de los análisis producto de la avalancha de información, pero habemos muchos haciendo el trabajo de informar y transmitir realidades y puntos de vista, por lo pronto sur américa está cambiando, la era de Chávez y sus socios  en diferentes países parece estar acabando y el cambio tiene que llegar también a nuestra Venezuela, esperemos que sea más pronto que tarde, así de simple y sencillo.

Reinaldo J. Aguilera R.

@raguilera68/@AnalisisPE