Colinas y Tepuyes/ El pueblo cumplió, nos toca a nosotros

0
73

Hace una semana de las elecciones presidenciales, con el resultado de una contundente y esperada victoria de Nicolás Maduro. Ha sido un triunfo del pueblo chavista, logrado además mediante una demostración de disciplina y confianza de nuestra militancia que, en medio de la angustia y la desesperación generada por la situación económica, supo movilizarse con fuerza y poner de manifiesto el capital político que acumulamos con el Comandante Hugo Chávez.

La situación no está resuelta ya, la victoria electoral del 20M constituye el punto de quiebre para que radicalicemos la Revolución Socialista, pero también lo constituye para nuestros enemigos imperiales. Conocidos los resultados electorales, Trump decretó el reforzamiento de las medidas sancionatorias que sustentan la guerra económica contra Venezuela y convocaron al reagrupamiento del Pranato Diplomático de Lima que, junto a Estados Unidos y otros gobiernos injerencistas, insisten en un plan mediático internacional por desconocer las elecciones, dando continuidad a la estrategia yanqui que trata de derrocar el Gobierno Revolucionario, lo que ya queda definitivamente confirmado.

Seis millones de votos confirman el alto nivel de consciencia, la disciplina, la vocación de lucha y la capacidad de movilización del chavismo, fundamentalmente organizado dentro del PSUV. Sin ese nivel de claridad política, legada por Chávez, sería una utopía pensar en un pueblo capaz de reponerse por encima de las penurias cotidianas que le impone la guerra económica, que ahora la hacen mutar al más implacable bloqueo que se haya impuesto contra país alguno en el mundo.

Si a ello sumamos el efecto desmoralizador de la corrupción implantada por los especuladores, que toca grupos importantes del aparato gubernamental, con los elementos adicionales de burocratismo, negligencia e ineficacia, en algunos casos, al peor estilo de la cuarta república, es concluyente el papel heroico que tiene la militancia chavista.

Mirando hacia el futuro y con Maduro relegitimado, quien cuenta con una ANC en funciones y la mayoría de Gobernaciones y Alcaldías, no hay excusas para no iniciar un combate sin cuartel contra la guerra económica que plantea el imperio y para no atacar correctamente la corrupción, la especulación y el contrabando en todas sus formas y espacios. Sería ingenuo e iluso pensar que las penurias que sufre nuestra población no tienen un límite.

Se debe como gobierno revisar y rectificar el rumbo, mejorando la calidad de nuestra gestión en cuanto a la política económica. Urge impedir que los sufrimientos del pueblo terminen convertidos en decepción y que el cansancio, de paso a la rabia y la violencia. No podemos fracasar, deben ser soluciones y medidas a corto plazo y de rápida implementación, que supriman los debates estériles y atiendan de inmediato los problemas que afectan al pueblo.

El pueblo chavista merece un amplio reconocimiento internacional por esta victoria, que además vuelve a estimular la lucha de los pueblos de América por su libertad y su soberanía. Acompañemos todos a Nicolás Maduro para construir la Venezuela Potencia de 2025.

Dirigente Revolucionario PSUV

aldrintorres2016@hotmail.com

@aldrinolivier

Aldrin Torres