Mineros remontó y se metió en la final de la Liguilla

0
83

En un partido de infarto, mucho roce y con ocasiones para ambos equipos, Mineros de Guayana despachó 3-2 al Carabobo FC en el Misael Delgado de Valencia, donde los negriazules, que sufrieron casi todo el encuentro, sacaron toda su gallardía y anotaron en el momento preciso, para así meterse en la gran final de la Liguilla del Torneo Apertura 2018.

Los goles mineristas llegaron por intermedio de Ángelo Peña (30’), Julio Machado (80’) y Richard Blanco (90’+5’), mientras que por parte de los granates, Maurice Cova (39’) y Carlos Rivero (45’) fueron los artificies de los tantos.

El marcador global culminó 4-3, a favor de Mineros, que había empatado 1-1 en el compromiso de ida, por lo que necesitaba empatar por más de un gol o ganar por cualquier resultado para llevarse el triunfo y sí fue. Ahora, la escuadra guayanesa se metió en su tercera final en menos de un año y reafirmó su hegemonía en el fútbol venezolano.

El rival de Mineros en la gran final se decidirá este jueves, cuando salga el ganador de la segunda llave entre Caracas FC y Zamora FC. Es de resaltar que sea cual sea el resultado, la final, que se disputará en partidos de ida y vuelta, arrancará en el CTE Cachamay.

Panorama complicado

Nelson Hernández quiso madrugar al conjunto local, luego de que aprovechara un rebote en el área y sacara un disparo de pierna zurda que se fue desviado, pero sería el primer aviso de un equipo negriazul que salió a proponer desde el primer minuto en el Misael Delgado.

Acostumbrados a dominar su propio feudo, los granates intentaron hacerse con la tenencia de la pelota, hecho que fue permitido en un primer momento por parte de Mineros, que decidió apostar a los contraataques rápidos.

En el minuto 15′, Marlon Fernández se adentró en el área negriazul y se sacó la marca de José Luis Granados para sacar un centro a la cabeza de Tommy Tobar, quien hizo un gran movimiento y le dio dirección de arco, pero ahí estaba Mario Santilli, que a mano cambiada se estiró y logró despejar el peligro.

No fue sino en la primera hora de partido cuando se abrió el marcador, luego de que Richard Blanco recibiera por banda izquierda, desbordara hasta la raya final y le pusiera un balón al medio a Angelo Peña, quien sin pensarlo sacó un trallazo desde fuera del área y la clavó en el ángulo, para poner a ganar a la causa guayanesa.

La ventaja negriazul solo duró nueve minutos, pues a los 39′, Tommy Tobar fue derribado muy cerca del área y Maurice Cova fue a cobrar. El volante granate sorprendió a todos con un disparo rastrero que terminó colándose en las redes.

Cuando todo parecía irse al descanso con un empate en el marcador, llegó la segunda anotación carabobeña (45′), producto de un cobro de esquina en corto que acabó con un centro al área, donde apareció Carlos Rivero, quien durmió la pelota y luego desembocó toda su furia en un fuerte disparo que se hizo indetenible para Santiili.

Fiesta negriazul

El gol antes del descanso, sirvió para incentivar a los locales, que tuvieron una arremetida descomunal en ataque y mantuvieron contra las cuerdas al cuadro oriental durante los primeros 15′ del segundo tiempo.

Maurice Cova y Tommy Tobar estuvieron incesantes e inquietaron la defensa negriazul al minuto 50 y al 55, pero la zaga minerista siempre estuvo atenta y despejó cualquier tipo de dudas.

La jugada más peligrosa de la segunda mitad fue también para los locales, en una situación en la que Maurice Cova se lanzó una gran jugada individual y sirvió el balón para Andrés Montero, quien en el área, hizo un amago y dejó guindada a toda la defensa para después rematar a quemarropa, pero Mario Santilli volvió a volar para desviarla.

En el mejor momento de Carabobo, llegó la anhelada anotación para Mineros de Guayana (80’), luego de que en un córner, Richard Blanco peinara la pelota en el primer palo y la dejó servida en el segundo para Julio Machado, quien saltó más que los demás y metió el testarazo milagroso para empatar el partido y poner, de momento, a los negriazules en la final.

De por sí ya todo era alegría en el banco negriazul, que celebraba por anticipado la victoria, sin embargo, la fiesta se terminó de completar cuando al minuto 95, Brayan Hurtado comandó un contraataque guayanés e hizo conexión con Richard Blanco, quien se ingenió un enganche perfecto en el área y en el mano a mano ante el arquero, no perdonó. El público asistente al Misael Delgado quedó perpetuo y Mineros de Guayana volvió a meterse en la final de la Liguilla, como ya lo había hecho en el Torneo Clausura, ante el mismo rival.

 Ficha técnica

Carabobo: Edixson González; Luis Mago, Carlos Rivero, Carlos Lujano, Federico Silvestre, Juan Colina, Christopher Montaña, Maurice Cova (Aquiles Ocanto 78’), Andrés Montero, Marlon Fernández (Facundo Callejo 85’) y Tommy Tobar. DT: Wilson Gutiérrez.

Mineros: Mario Santilli; Ángel Faría (Brayan Hurtado 76’), Julio Machado, José Marrufo, José Granados, Francisco Pol, Yaimil Medina, Angelo Peña (Argenis Gómez 65’), Nelson Hernández (Rodderick Perozo 54’), Charlis Ortiz y Richard Blanco. DT: Juan Domingo Tolisano.

Goles: Mineros: Angelo Peña (30′); Julio Machado (80’); Richard Blanco (90’+5’). Carabobo: Maurice Cova (39′); Carlos Rivero (45’).

Amonestados: Amarilla: Mineros: Francisco Pol (13’’) Angelo Peña (50′); Julio Machado (77’); Yaimil Medina (85’); Mario Santilli (90’). Carabobo: Luis Mago (50′); Federico Silvestre (50′); Maurice Cova (71’); Carlos Rivero (90’).

Prensa Mineros De Guayana