Trasladados a Caracas los vinculados a la lista de los capos del oro del sur

0
641

Tres o cuatro personas fueron trasladadas este lunes en horas de la tarde desde Puerto Ordaz a Caracas. Todos vinculados a la lista de 25 personas que el gobierno busca por estar involucrados, presuntamente, en una gigantesca operación de extracción de material aurífero de la zona sur del estado Bolívar.

Se  los llevan a la capital porque el juicio lo adelanta el Juzgado de Tercera Instancia en función de control del circuito judicial penal del área metropolitana.

Y es que los tribunales de Guayana no le infunden confianza a nadie. Ni a los del gobierno.

Si recordamos al presidente Luis Herrera Campins, habría que mencionar el refrán que dice “tarde piaste pajarito” porque eso ocurre en el estado Bolívar desde que la revolución se instaló, o sea hace 18 años. Lo de la “fuga” del oro.

Primero bajo la gerencia del ahora ex gobernador Francisco Rangel Gómez, donde hasta los helicópteros y aeronaves de la gobernación eran utilizados para el traslado del metal y ahora bajo la gerencia del Mayor General Justo Noguera Pietri. Lo de la fuga de oro, preciso. No sabemos si aun se usan los equipos de la gobernación para el traslado del metal, por eso no lo mencionamos.

“El descubrimiento”

En la investigación actual todo se inició en el BCV. Y es que el que antes era el órgano rector de la política financiera denominado también Instituto Emisor, convertido ahora en un ministerio más lleno de burócratas, adelantó una fuerte cantidad de efectivo a una serie de personas para comprar oro.

Sólo que el dinero se gastó pero el oro nunca llegó. En el pasado, uno de los vicepresidentes del BCV, el más amigo del ciudadano presidente Nicolás Maduro, también tuvo problemas en Minerven porque hizo ventas a futuro del oro.

En esa ocasión el presidente de la empresa exitosa hasta la nacionalización del sector aurífero, es decir, producía fácilmente entre 10 y 22 toneladas de oro por año, llamado también como un  expresidente, se dedicó a vender oro a futuro.

Eso quiere decir que la gente pagaba y hacia una cola esperando que le entregaran su metal.

A muchos le dieron su oro pero a muchos no y eso generó una situación bien difícil y delicada en Minerven.

Ese presidente terminó saliendo de la empresa con una mano adelante y otra atrás y no fue acusado de nada, sólo condenado al ostracismo, porque había altos funcionarios del gobierno vinculados en esa venta a futuro de oro y eran muchas las cabezas que rodarían.

El lío actual es porque se entregó dinero a futuro esperando el oro que comprarían estos empresarios y lo entregarían al BCV, cosa que no sucedió.

Una lista de 15 más

Todos los que en el estado Bolívar están relacionados con el negocio del oro, un gran grupo de ciudadanos, empresarios, pequeños comerciantes, pranes, entre otros, se encuentran muy nerviosos.

Ellos no lo saben pero hay una lista con 15 nombres más que los funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar comenzarán a buscar mañana mismo.

Intervienen funcionarios de la Dgcim, debido a que el delito tipificado es Contrabando agravado, establecido en la Ley Sobre el Delito de Contrabando y Tráfico de Material Estratégico  según la Ley Contra la Delincuencia Organizada y financiamiento al terrorismo. Es decir, palabras mayores.

Lo cierto del caso es que en Guayana todos los días amanecemos con el descubrimiento de una mafia que expolia al Estado, pero de la cual nadie se había dado cuenta. “Si Luis, claro papá.” Cuenten una de vaqueros nueva. Por cierto, no han atrapado a los pranes de las minas del sur. Parece que tuvieron tiempo de huir. /Foto El Universal