El modelo económico socialista fracasó

0
230

Ciudad Guayana.- Aplicar un plan de desarrollo que tome en cuenta la visión de todos los venezolanos, y en especial la del sector privado empresarial, es la propuesta del Bloque de Integración Empresarial Suroriental, Biesur, ante la crítica situación que atraviesa el país.

“Y no podemos desligarlo de lo político”, advierte Senén Torrealba Carrillo, para quien la estabilidad política es fundamental para el impulso de la actividad económica.

A juicio del presidente de Biesur, debe haber un cambio de rumbo pues el modelo económico socialista fracasó.

“La situación que estamos viviendo en nuestro país podemos catalogarla como un colapso, producto de medidas económicas erradas y anacrónicas que nos llevaron a la hiperinflación más alta del continente americano y la caída brutal del Producto Interno Bruto, entre 2013 – 2018, de más de 50 %”.

Puso como muestra el ejemplo de la impresionante caída en el sector petrolero, pues la producción de Pdvsa pasó de 3 millones de barriles diarios a alrededor de 1 millón, con las consecuencias nefastas para los ingresos fiscales y en detrimento de la actividad económica privada.

“Esto, por supuesto, genera un impacto negativo directamente en la situación social, y hoy en día es una bomba de tiempo por la destrucción de la capacidad de compra del ingreso familiar, el incremento del desempleo, de la pobreza, la delincuencia, la informalidad de la economía y muchos males indeseados en una sociedad moderna”, lamenta.

Desde Biesur reafirman que este modelo paternalista y asistencialista implementado desde el Gobierno “se agotó, fracasó rotundamente y se impone un gran viraje o cambio de timón en materia económica, como reiteradamente hemos solicitado desde el sector privado”.

Para Torrealba queda, entonces, impulsar esquemas que generen confianza y estímulos en el sector privado nacional e internacional, para que el empresario pueda invertir y generar riquezas.

“Necesitamos reglas claras y seguridad jurídica para arriesgar nuestros capitales”, exige como gran visión para fomentar una economía moderna, competitiva, que impulse el desarrollo y la estabilidad de sus ciudadanos.

Convocó a todos los venezolanos a poner su máximo esfuerzo, especialmente a los actores políticos, para que haya un entendimiento que tome como guía lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y que siempre transitemos la vía pacífica y democrática. (ComBiesur)