Militares venezolanos preparan Operación Arponazo para hacer renunciar a Maduro

0
257

El gobierno norteamericano sostiene conversaciones con militares venezolanos dentro y fuera del país.

Pareciera que no va a ocurrir alguna invasión norteamericana a Venezuela y mucho menos una extracción tipo Osama Bin Laden.

Serán los mismos militares venezolanos los que harán que Nicolás Maduro renuncie y entregue el poder.

Por lo menos eso se infiere de las declaraciones de Elliot Abrams, el delegado de Estados Unidos para Venezuela y quien lleva adelante las conversaciones.

Los temas discutidos según el alto funcionario norteamericano tienen que ver con la actuación de colectivos o pandillas armadas (Gangs) como las define Abrams.

“No habrá estabilidad ni estado de derecho en Venezuela en el futuro si pandillas armadas reemplazan al ejército como una institución. Es algo que estamos discutiendo con los militares venezolanos. Es hora de que defiendan la Constitución venezolana,” expresó a la prensa norteamericana.

Aseguró que los militares tendrán un papel importante en el futuro de Venezuela.

Hemos visto al régimen por ejemplo el 23 de febrero, usar pandillas armadas en la frontera con Colombia, colectivos en lugar de militares. No habrá estabilidad ni Estado de Derecho en Venezuela si pandillas armadas reemplazan al ejército como una institución, reiteró.

Eso es algo que estamos discutiendo con los militares. Es hora de que defiendan el Estado de Derecho, la Constitución venezolana y que estén en contra de esas pandillas armadas que el gobierno de Nicolás Maduro está construyendo y expandiendo, agregó.

Nicolás Maduro y su equipo pequeño está informado sobre esa situación.

De allí que no haya sido detenido Juan Guaidó cuando ingresó al país.

Efectivamente, dentro y fuera del país, grupos de militares sostienen conversaciones con delegados del gobierno norteamericano y con los equipos de Juan Guaidó.

Aunque se han planteado varios modelos, el equipo de Guaidó no quiere incorporar militares del chavismo en la transición y eso es al parecer lo que han pedido algunos militares chavistas.

Mientras tanto los militares dentro y fuera del país que no son chavistas exigen también formar parte del nuevo gobierno y en esas condiciones se encuentran las negociaciones.

Todo hace pensar por lo que ha declarado Elliot Abrams que los militares venezolanos tendrán participación en el gobierno de transición mientras se organiza el país para unas nuevas elecciones presidenciales.

Eso pasa, claro, por la elección de un nuevo CNE, de un nuevo TSJ, un nuevo Poder Moral Ciudadano.

También se ha tocado en el equipo político que rodea a Guaidó la incorporación de los gobernadores que fueron desconocidos por el régimen de Maduro como son los casos de Andrés Velásquez en Bolívar, donde no ganó Justo Noguera y de Juan Pablo Guanipa quien a pesar de haber ganado en el Zulia fue desconocido porque se negó a aceptar a la Asamblea Nacional Constituyente como poder supremo.

Poco a poco, la ruta democrática toma forma en el país. Pronto habrá un nuevo gobierno y se iniciará el proceso de reconstrucción.

Carmen Carrillo