Gobierno cumple un año «reelecto» y no hay celebración

0
242
Maduro hizo mención del aniversario en su twitter hace dos horas

Este lunes se cumple un año de la reelección de Nicolás Maduro Moros. El gobierno, a pesar de ello, no ha hecho los alardes a los que tiene acostumbrado al país. Claro, debe ser que no hay números que mostrar.

No se trata aquí de hacer una narración o una descripción de lo que se vive todos los días pero hay que reconocer que un año después la vida de todos está peor.

Más venezolanos huyen a otras naciones, donde con paciencia e hidalguía los reciben; más niños y jóvenes mueren, de hambre o por enfermedad y muchos ya no asisten a clases porque no hay como pagar un pasaje, no hay comida para alimentar el cerebro.

Para eso seguramente el gobierno a través del CNE impidió que candidatos de oposición se postularan a las elecciones del pasado 20 de mayo del 2018, comicios que además fueron irreversiblemente  irregulares, con cacofonía y todo,  como diría una representante del partido gobernante ante el CNE.

En las redes sociales hay un  vídeo que no recuerda exactamente esa fecha pero si todo el proceso que ha vivido el país. Es lo que suben a las redes sociales en Estados Unidos.

Como venezolana me da vergüenza que el mundo vea eso, nosotros no somos así pero nuestro mérito como ciudadanos como víctimas es que la humanidad conozca el método político que perfeccionó el hombre que una vez escribió “La Historia me absolverá”. Pues no, eso no pasará, los venezolanos no dejaremos que la historia lo absuelva.

Cuando Cuba quedó bajo la égida de la revolución cubana con apoyo de la torpeza norteamericana y la comodidad de la Urss, el mundo no pudo saber qué pasaba allí  por el bloqueo de todo tipo.

Ahora, aunque el gobierno venezolano intenta todo el tiempo ocultar esa realidad, la modernidad y la Internet así como las redes sociales, son la ventana por la que echar para afuera lo que pasa.

Ese es nuestro mérito. Y aun seguimos en eso. Hay quienes creen, sobre todo los hijos de cubanos cuyos padres lograron salir de la isla después que la familia Castro se apropió del país, como lo hizo en la década de los 90, Pablo Escobar cuando se apropió de Medellín y casi llegó a tomar el gobierno de Colombia, que “pasarán más de mil años, muchos más” con esa gente gobernando.

Yo no lo creo, aunque no les discuto. Los comprendo. Escobar está muerto y el del libro también.

Nosotros estamos vivos y estamos en esta pelea. Sé que vamos a ganar. Será una chispa como la de Rumania. Quienes gobiernan deben tener cuidado de no estar en las plazas ese día, no sea que terminen como Nicolás Ceasucescu y su señora esposa.

Carmen Carrillo