Fueron despedidos por la pandemia y los “arreglaron” como el dueño quiso

803

Omar Silva y César Ygualguana, trabajadores hace 11 años de una posada turística, denunciaron despidos y falta de pagos así como violaciones a condiciones de salud por parte de su patrono o expatrono.

La nota la pública el diario Nueva Prensa de Guayana. Silva estuvo 11 años con el mismo patrono, donde hizo labores de mesonero, capitán de mesonero y de mantenimiento.

Hoy en día presenta un par de hernias, cree él de tanto levantar las sillas para acomodarlas sobre las mesas.

El otro trabajador, César Ygualguana, era chef y encargado de la cocina. Recordó que durante sus labores sufrió varios accidentes en su sitio de trabajo que fueron desde cortadas hasta quemaduras en cara y en piernas, lo que hizo que estuviera de reposo por lo menos dos meses. “Si recibir en ningún momento el respectivo apoyo económico por ello”, agregó.

Ambos trabajadores se dirigieron a la sede del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel). Allí los funcionarios les hicieron las respectivas evaluaciones y elaboraron un par de informes, uno sobre cada caso.

A Ygualguana le diagnosticaron una incapacidad motora debido a un accidente laboral que tuvo con un horno y a Silva le dijeron que sus hernias tienen un tiempo de existencia de unos 7 años aproximadamente, por lo cual Omar Silva, sabe que esas hernias son producto de su trabajo en la posada, de acuerdo a la nota del diario Nueva Prensa de Guayana.

Ricardo Brito, abogado de ambos trabajadores, dijo que “no es solo el abuso laboral sino la cantidad de  infracciones cometidas por los responsables de la posada contra los trabajadores”.

Para concluir los trabajadores señalan que  “después del cierre obligatorio de la posada debido a la pandemia, recibieron pagos semanales solo hasta el mes de abril; hasta el 27 de julio que recibieron una carta de despidos y una liquidación injusta.

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 386