La Misa del deporte, 76 años de tradición

376

(CNP-19208)- Entrando el año nuevo, cada 6 de enero en toda Venezuela, se une la tradicional misa del deporte, cada estado realiza su acto litúrgico teniendo como objetivo reunir a atletas y con la finalidad de promover y apoyar a los deportistas en su desarrollo físico, para que así les permita lograr sus éxitos y un bendecido año 2021.


Es de suma importancia ayudar y afianzar los valores esenciales, para la construcción de una sociedad. Teniendo en cuenta la consolidación de derecho de la actividad física, la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, contempla y reconoce el Deporte:

Artículo 111: “Todas las personas tienen derecho al deporte y a la recreación como actividades que benefician la calidad de vida individual y colectiva. El Estado asumirá el deporte y la recreación como política de educación y salud y garantizará los recursos de su promoción. Por otra parte la Ley Orgánica del deporte tiene como objetivo establecer las bases para la educación física, regular la promoción, organización y administración del deporte y la actividad física como servicios públicos, por constituir derechos fundamentales de los ciudadanos y ciudadanas y un deber social del Estado, así como gestión de su comunidad”.

En la homilía
En la exégesis, el clérigo presentan algunas reflexiones en cuanto reconocer el valor del deporte a la luz de la fe religiosa, concibiendo alusión a la primera carta Corintio, en la cual el apóstol San Pablo, conocía bien el mundo deportivo en su tiempo.

El eclesiástico, argumenta que es necesario que el deportista para obtener la medalla debe de tener la honestidad, consigo mismo y con el resto de sus compañeros atletas la lealtad, la fuerza moral, la perseverancia, generosidad, amplitud de mente y corazón teniendo en cuenta la capacidad y la convivencia, la solidaridad de compartir virtudes para lograr su objetivo de lograr el premio que solo la voluntad de Dios puede darnos.

En poco de la historia
Para el periodo de1945, el padre Francisco Castillo Toro, Párroco de La Pastora en Caracas, convocó en esta fecha un funeral en memoria de los peloteros Salvador Argüelles y José Pérez Colmenares, nacido éste último en la Villa de Cura del estado Aragua, quienes habían fallecidos el año anterior y que en 1941 se habían convertido en héroes nacionales, al coronarse en el Campeonato Mundial de Beisbol de La Habana, Cuba.

Lograron destacarse como unos de los mejores bateadores de los años 30 y 40 de aquella época.

Deportistas que jugaron para los equipos de Magallanes, Vargas, Cardenales, Valdés, Princesa y Cervecería Caracas.

Fallecieron en un lamentable accidente aéreo acontecido en Barcelona, estado Anzoátegui un 25 de julio del año 1944; en su honor el equipo los Tigres de Aragua tiene identificada su sede con el nombre José Pérez Colmenares.

Desde años atrás la misa del deporte, se celebraba exclusivamente en la Pastora, hoy en día se celebra en los 24 estados del país, muchas iglesias se llenarán de atletas, entrenadores, dirigentes y amantes del deporte para continuar la tradición de la celebración en cada rincón de nuestro país y de todas las disciplinas que se practican en la joven Venezuela.

Este año los miles de deportistas, depositarán su fe y el mundo entero, pidiendo liberarnos de esta pandemia (COVID-19), dando así inicio a la actividad deportiva nacional, unidos por la fe y la esperanza.

Necesario es destacar que en esta fecha, muchas instituciones deportivas realizan homenajes a los atletas más destacados, actos que se desarrollan luego de la misa que en nuestra región podrían celebrarse en las iglesias de Ciudad Bolívar y Puerto Ordaz.

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.