Sin pruebas joven es acusado de hurtar alimentos en Edelca

670

A través de Guayana FB se conoce una denuncia donde un joven que comenzaba a trabajar es acusado del hurto de alimentos en la empresa Praga Alimentos, subcontratada por Edelca, sede Macagua.

El joven acusado responde al nombre de Gianpierre Muñoz. Él fue citado por la empresa para que comenzara a trabajar, cosa que hizo a partir del 30 de diciembre del 2020 y en su primer día de trabajo, sin conocer a sus compañeros, los procedimientos  ni las instalaciones, ocurre un hurto de alimentos y al que acusan es a  él.

La familia del muchacho está desesperada pues no tienen para pagar un abogado además de que el muchacho no cometió el delito.

Lo más impresionante es que el único responsable de las llaves del comedor donde se resguardan los alimentos es el gerente, quien dejó las llaves en su oficina y además dejó la puerta de la oficina abierta, como cosa poco común.

El otro detalle es que hasta este día el gerente no ha dado la cara y la camioneta donde iban a sacar los alimentos tampoco aparece pero es a Gianpierre Muñoz, el nuevo  y el más joven, a quien acusan.

Pero como la justicia en Guayana sufre de problemas mentales, pues nada justifica lo que allí sucede, aunque los hechos ocurrieron el 30 de diciembre, en la fiscalía dijeron que fue el 31 de diciembre.

Gianpierre Muñoz salió ese primer día de trabajo con el transporte de la empresa  el 30 de diciembre en horas de la tarde pero el 31 de diciembre, su mamá  recibió una llamada a primera hora de la mañana en la que le informan lo sucedido, es decir, no pudo haber Sido el día 31 de diciembre en la tarde, como se declaró en tribunales.

Aunque es un caso menor, el fiscal asignado para el caso, fue cambiado a última hora por una fiscal traída de Ciudad Bolívar.

Ahora a Gianpierre  Muñoz le atribuyen dos cargos en los que ninguno compete a hurto de alimentos, que se considera delito menor.

Así pues la vida de este joven está a punto de cambiar por algo que él no hizo.

Desde Praga Alimentos nadie explica nada, lo que hace presumir que debe tratarse de una empresa de maletín o de algún socio de un amigo del chavismo.

El gerente no aparece, tampoco la camioneta con los alimentos que si es hurto no se explica cómo acusan a Gianpierre Muñoz porque seguro que tampoco hay cámaras para filmar lo que ocurre dentro de la empresa.

En fin, la familia del muchacho pide justicia con mayúscula pues nunca se imaginaron que lo que normalmente causa alegría como lo es conseguir un  empleo y empezar a trabajar, se haya convertido en una pesadilla.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.