De la expectativa electoral a reiniciar a Venezuela! Somos la Cenicienta del mundo!

325

Joaquín Pastor Ramos Rojas

Los últimos procesos electorales realizados en nuestro País y sobre todo en los últimos 10 años de la Revolución, más allá de solucionar los problemas de Legalidad y legitimidad política  se ha apuntado a la generación Irrespeto y Desconfianza en los Poderes Públicos nacionales.

Y esto aplica a cuanta Institución Pública existe en nuestro territorio! Desde una Alcaldía hasta la Presidencia de la República están inmersas en la situación.

Relativa y sistémicamente páso a creer que hace falta resetear la institucionalidad pública en nuestra Venezuela.

Al margen de lo que pueda mostrar el pequeño segmento gobiernero envilecido en una supuesta Victoria, surge una gran mayoría perjudicada en la convivencia a la cual nos debemos.

El hambre  va de la mano con la especulación y la hiperinflación, la Inseguridad a la par de órganos Policial Militar impregnados de Corrupción, la Economía sometida por un país improductivo, un cono monetario anulado por el poder de un dólar controlado por mafias e innumerables comparaciones que se pueden derivar en decepción, desconfianza e inconformidad.

Aunado a lo expuesto, nos abriga la intolerancia gubernamental con países vecinos y los no tan vecinos!

La ineficiencia e ineficacia institucional alcanza a las Universidades, dejando a un lado el espíritu formativo a la que deben obedecer, carentes de recursos económicos vitales para su funcionamiento y sin posibilidad de desarrollar el potencial recurso humano generacional, haciendo de la generación gobernante de hoy quedar en mora con las futuras.

La conflictividad política de nuestro país debe ser desechada aún cuando algún sector se niegue a hacerlo; no garantizar la vida a las próximas generaciones también es un Crimen de Lesa Humanidad.

El antojo de unos pocos no debe convertir a toda una sociedad en cómplices de la negación de la existencia de nuestra Raza; me refiero solo a mi Venezuela!
Apunto hacia la causa mayor!

La realidad política de nuestra Venezuela, basada en un sistema de gobierno dual, inédito por demás: dos Presidente, dos TSJ, dos AN, dos Fiscalías y así sucesivamente deja mucho que desear y poder estimar un futuro prometedor para cualquier: hijo, nieto, sobrino, etc que tenga la mas mínima intención de no pasar a formar parte de la agresiva Diáspora Venezolana; asumir como propio el Desafío de hacer de nuestra nación el polo de progreso Suramericano considerado por muchos Internacionalista, hoy niega a sus hijos la posibilidad de participar en proyectos y planes por trazarse como país de avanzada en la región!

Hoy por hoy la dualidad de Gobiernos niega cualquier posibilidad de desarrollo Profesional a cantidades de Jóvenes en edad Universitaria; aunado a las restricciones establecidas implementadas por efectos de la Pandemia; que por vías de hecho ya se convive con ellas.

Ante en entramado en que se ha convertido en Modus de Vida del Venezolano, es importante no dar paso a Maniobras Gobierneras sin que exista la posibilidad de la solución de la angustiada vida del Ciudadana.

Al parecer la Solución estará en términos Informáticos en Resetear o Reiniciar a nuestra Venezuela!

De lo contrario, no se vislumbra ninguna otra salida que no sea convivir con la Tiranía! El secreto de la reconstrucción de la Gobernabilidad se concentra en establecer un Consejo Nacional Electoral equilibrado, que dé paso a la Legislación y Legitimidad de toda la Institucionalidad Política, Económica y Social de nuestra Venezuela! He allí el Reseteo!

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0