MinTrabajo ordenó a sindicatos retomar discusión de contratos colectivos

1625

Nota de prensa.-Tras varias acciones de calle y la introducción de un recurso de queja múltiple, así como la denuncia formal que la Central ASI realizó en la última reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se logró la presión necesaria para la eliminación del memorando 2792.

Esta decisión emanó desde la Consultoría Jurídica del Ministerio del Trabajo a solicitud de la Central ASI Venezuela, en cuyo escrito se explica que este ordenamiento legal fue superado por la vía de los hechos y que la misma quedó sin efecto.

“El instrumento 2792 violaba el convenio 87 de la OIT que trata sobre la libertad sindical y derecho a la organización de los trabajadores, todo esto la Central ASI Venezuela lo documentó debidamente y se crearon mesas de trabajos para abordar este punto, de esta manera la máxima instancia sindical internacional concordó que dicho lineamiento debía ser anulado. Fue la acción y presión sindical lo que hoy hizo realidad que el decreto 2792 haya sido suprimido”, indicó Marcela León, Presidenta de la Central Alianza Sindical Independiente de Venezuela (ASI Venezuela)

León destacó que con la anulación de este instrumento se garantiza que los sindicatos del país puedan discutir sus convenciones colectivas, además de establecer salarios y condiciones apropiadas a la realidad que vive el país. “Se trata de un gran logro que debemos celebrar y, al mismo tiempo, seguir presionando para que algo de esas magnitudes no vuelva a suceder en el país”.

La líder sindical aseveró que el decreto 2792 representaba un ataque frontal a los derechos laborales que se habían conquistado en los últimos 100 años de la historia de la lucha sindical de venezolana. Hay que recordar que este lineamiento fue aprobado en junio de 2018 por el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate.

León explicó que el Memorando daba luz verde a la violación de la inamovilidad laboral y las contrataciones colectivas, subordinando así todos los derechos de los trabajadores a lo que decidiera, unilateralmente, el patrono.

“Ese documento autorizaba, nada más y nada menos, a desconocer los derechos contractuales y salariales a criterio del patrono y dejaba en suspenso el ya mermado derecho a la huelga y pulverizaba el salario mínimo, debido a que estaba sujeto a las decisiones del patrono y no a las contrataciones colectivas, en pocas palabras, se dejaba acéfalo al trabajador desde todo punto de vista”, destacó la presidenta del gremio sindical.

Por su parte, José Vicente Rivero, Secretario General de la Central ASI Venezuela, recalcó que con este decreto “el gobierno estaba permitiendo pisotear cualquier derecho de la clase obrera contenida en las contrataciones colectivas u otro instrumento si el patrono lo considera oneroso o que ponía en riesgo la fuente laboral.

Por último, Rivero solicitó a todos los sindicatos del país que retomen su lucha en cuanto a la discusión de las contrataciones colectivas y hacer respetar los derechos que por ley les corresponde. “Hoy más que nunca todos debemos estar unidos y sentarnos junto a los distintos patronos para exigir lo que nos corresponde por ley: mejores sueldos y mejores condiciones laborales”.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0