En Las Parcelas de El Roble nació el voleibol en Guayana

2145

Juvenal Hernández

Este escrito es  producto de un esfuerzo colectivo, que persigue sumar la recuperación de historias, anécdotas y esperanza de un elemento social y deportivo como lo es la disciplina del voleibol.

Esta hermosa disciplina deportiva que se valoró y se valora como un elemento cultural de integración y encuentro entre diversas sociedades del mundo y que todavía pervive en muchas de ellas, debido al gran interés transmisible de una generación a otra, surgió con mucha fuerza en las Parcelas de El Roble, en San Félix.

El insuficiente conocimiento y divulgación en la historia del Voleibol en las Parcelas del Roble condicionó el objetivo de realizar una breve reseña histórica que contribuya a su divulgación para enaltecer su importancia.

La nota señala que para llegar a eso se ha utilizado entre otras cosas el análisis, la síntesis, así como entrevistas a personalidades relacionadas con estas prácticas.

Así se pudo llegar a  destacar los momentos más significativos en el desarrollo del voleibol en las Parcelas del roble.

La Federación de Voleibol de Venezuela (FVV) fue creada el 29 de Junio de 1937 con la función de difundir esta especialidad.

Al principio tuvo gran acogida y años después se organiza el primer encuentro de carácter nacional con las representaciones de los estados, Aragua, Yaracuy, Miranda, Monagas y Distrito Federal.

Hubo una interrupción entre 1950 y 1956 y para 1984 ya se habían celebrado 26 eventos nacionales de mayores, 21 juveniles, 18 infantiles y 7 en categoría de mini voleibol.

Primero en la década de los 30´ se practicó como un deporte recreativo dentro de los clubes y a partir de ahí comenzaron las rivalidades tradicionales entre los diferentes equipos.

Es bueno destacar que fueron Leopoldo Márquez y Luis Bigott que en uno de sus viajes a Puerto rico se entusiasmaron por este reciente deporte y lo establecen de forma definitiva en Venezuela.

La primera competición documentada en Guayana ocurrió en 1967 en el marco de los primeros juegos inter escolares. Se podría decir que su práctica informal pudo haber empezado antes de esta fecha.

Los maestros Pablo Bastardo y Olivio García se encargaron de organizar y entrenar al primer equipo de Voleibol en la escuela Bachiller Felipe Hernández, el cual resultaron campeones de la mano del primer gran referente del voleibol en las Parcelas de El Roble, Ramón Contreras.

Para el siguiente torneo de 1968 repiten el campeonato, nuevamente con Ramón Contreras como jugador más valioso. En el año 1969 una vez más el Bachiller Felipe Hernández resulta campeón, en una final contra la escuela de El Pao, realizado en la cancha de la escuela Tumeremo en Puerto Ordaz.

Esta vez de la mano de Alfredo “Chepela” Medina como más valioso.

Entre sus jugadores destacaron Oswaldo “Campeón” Rodríguez, Leonel López, Romer García, Gonzalo Díaz.

En 1970 nuevamente el bachiller Felipe Hernández resulta campeón en una final contra la escuela José Luis Guzmán, en la cancha del Bachiller Felipe Hernández, repitiendo como más valioso Alfredo “Chepela” Medina.

Este equipo lo integraron José Sotillo, Oswaldo “Campeón” Rodríguez, Juvenal “Torito” Hernández, Alexis “Zurdo” Rodríguez.

Estos logros deportivos obtenidos por la escuela Bachiller Felipe Hernández impulsaron la popularidad del Voleibol en el sector, estableciéndolo de manera definitiva.

Esto sirvió para crear una rivalidad entre los dos sectores de las Parcelas de El Roble (Roble Norte – Roble Sur) a manera de caimanera, para ese entonces no existía una liga como tal.

El Roble Norte lado Palúa  lo integraron un grupo de jóvenes que alternaban la práctica de Voleibol con las caimaneras de Beisbol en el bajo de Palúa:

Aristóbulo Moleiro, Juvenal Moleiro, Miguel Pino. Jesús  “Chucuta” Marcano,  Orlando Marcano, Albenis Bastardo,  Nerio Talavera,  Luis Luna, Luis “Pollita” Pereira, Rigoberto Marcano, José Sotillo, Domingo Farías, Alberto Rivera, Miguel “Bachaco” Vidal,  Ali “Chino” Vidal, Hermógenes “Mojino” Granados,  Juvenal “Torito” Hernández.

Por el Roble sur lado redoma de Otilio: Oswaldo “Campeón” Rodríguez, José Gutiérrez, Lenin Gutiérrez, Chino Gutiérrez,  Luis Gutiérrez, Jesús “Chuchu” Marcano, Ulises Maneiro, – Cachapuo Maneiro.

Por los lados de El Roble Sur se improvisó una cancha, en el barrio San José, en el lugar donde hoy en día residen la señora Juana, el popular ex boxeador Vallello y otra en la calle los poderes, donde se jugaba un  2 x 2 en el lugar donde hoy reside José Villalba.

En el sector de El Roble Norte se improvisaron unas canchas al lado del CDI y otra en los alrededores de la plazoleta de Otilio. Eventualmente se jugaba en la cancha del Club Piar de Palúa, teniendo como epicentro la cancha de la escuela del Bachiller Felipe Hernández.

A la par de esta rivalidad ya se oteaba en el horizonte una incipiente camada de jóvenes de la comunidad que a partir de mediado de los 80 dio paso al poderoso equipo de las Parcelas de El Roble de manera organizada y de la mano de Wilson Díaz que fungió como su propulsor, su guía, su maestro, su eterno Capitán que alternó como jugador y a la vez transmitía su conocimiento en las enseñanzas y prácticas del voleibol a las nuevas generaciones.

Integraron el primer equipo Wilson Díaz, Ali Vidal, Jesús “chucho” Marichales, Reny Hernández, Inglaides Martínez, Israel Pereira, Reinaldo “froncho” Marcano, Dolores Brito. Fueron innumerables los campeonatos obtenidos por este equipo en torneos estadales y municipales.

Su fama rápidamente se extendió como pólvora en la ciudad, a tal punto que era el equipo a vencer.

Años más tarde pasan a formar parte del equipo:  Carlos “Maca” López, Feniel Rondón, Arturo Romero, Landy Marcano, Mario Marcano, Oscar Marcano, Machu Vidal, el Zurdo Ruiz, Ángel “Palillo” Reyes, William Reyes, Ronald Vidal, Rafael Hernández, Richard Cárdenas, Ricardo Moreno, Oswaldo “Chirrin” Fuentes, Wladimir “Bachito” Villarroel, Candelario “Candelo” Olivieri, Los hermanos Betancourt (Chuo y Goyo), Nino Fuenmayor, Javier Reyes, Luis Reyes, Kelvin Reyes, Nelson Martínez. Todos estos nacidos y criados en las Parcelas de El Roble.

Las Parcelas de El Roble han escrito con letra dorada parte de la historia del Voleibol en Guayana.

De su seno han salido destacadas y estelares figuras. En el año 1985 se le otorga a Jesús “Chucho” Marichales la placa como atleta del año en la especialidad de Voleibol en el estado Bolívar, reconocimiento entregado en el Club Náutico Caroní por el ex Grandes Ligas, Antonio Armas.

Varios integrantes de las Parcelas brillaron con luz propia en los diferentes equipos que hacían vida en los juegos interempresas de Ciudad Guayana.

Por ejemplo, Sidor contaba con Ingleides Martínez, Jesús “Chucho” Marichales, Israel Pereira, Reny Hernández, Wilson Díaz.

Por Venalum en plan estelar, Carlos “Maca” López y Carlos Farías.

Por Bauxilum, el zurdo Ruiz. Por Ferrominera, Alí Vidal y Ronald Vidal. Por Alcasa, Julio Marichales y Julián Marichales. Por Edelca, Rafael Hernández, por el Colegio de Profesores, Landy Marcano, por Carbonorca, Kelvin Reyes, Oscar Marcano, Wladimir Villarroel.

En el 92-93 de la mano de Kevin Reyes y William Guerra entre otros en representación del Bachiller Felipe Hernández quedan nuevamente campeones en los juegos inter escolares.

La popularidad de las parcelas traspasó fronteras. En el año de 1994 se invitó a una delegación de la ciudad de Boavista, Brasil para un intercambio en la cancha del Bachiller Felipe Hernández y en la del gimnasio hermanas González.

Para este intercambio las parcelas se reforzó con Ronald Salti, actual entrenador de la selección de Voleibol de Venezuela que clasificó para los juegos olímpicos de Tokio 2020.

Ese mismo año se devuelve la visita a la ciudad de Brasil, llevando de refuerzo a Mardiel Roble y Leonardo Velázquez, que para ese entonces pertenecían a la selección de Venezuela.

En 1994 una delegación del equipo de las Parcelas, representa a Venezuela en un Mundial Master celebrado en los Estados Unidos.

En 1997 en un lamentable accidente de tránsito muere trágicamente el gran capitán de las Parcelas de El Roble Wilson Díaz.

Ese mismo año en un homenaje póstumo en la cancha del Bachiller Felipe Hernández se retira el dorsal #3 que utilizó durante toda su carrera.

Tras la muerte de Wilson Díaz, Kelvin “Cata” Reyes tomó las riendas en la práctica de los nuevos valores de la comunidad.

Actualmente William Reyes tiene a cargo una escuela para la formación de los nuevos valores en las diferentes disciplinas tanto en masculino como femenino.

“Voy a tomar prestado unas palabras de mi buen amigo Goyo Betancourt cuando afirma que el que diga que nació en las parcelas y nunca ha jugado voleibol sencillamente está metiendo una gran mentira”

Se dice que El Callao es la tierra del oro y el calipso, también podemos afirmar que las Parcelas de El Roble es la tierra del Voleibol en Guayana.

Tal vez se me hayan escapado algunos nombres, pido disculpa y me lo hagan saber.

Esperemos que este elemento sea valorado como un elemento de consulta y aprendizaje que mantenga viva y con éxito la continuidad de este deporte en nuestra comunidad.

Actualmente se constituyó un equipo de trabajo para en la medida que sea posible editar un libro.

Para eso se necesita que se nos sigan uniendo y agregando informaciones y registros.

Las puertas están abiertas para todo aquel que pueda ayudar de alguna u otra forma, esto con el fin de pedir que la cancha de la escuela del Bachiller Felipe Hernández  sea considerada como un patrimonio cultural de la ciudad.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0