Sidor recibe tanques de guerra

11995

La semana que concluye en el Patio Central de la Siderúrgica del Orinoco recibieron un trabajo muy particular. Siete tanques de guerra ingresaron en grúas al área.

Los trabajadores sorprendidos fueron convocados a bajar las inmensas unidades que estaban destrozadas como si el país viniera saliendo de una guerra y estos fueron los equipos que participaron.

No tenían cauchos orugas, las torretas estaban muy viejas, la latonería de las unidades militares estaban abolladas.

Los sidoristas se preguntaban si estas unidades venían de Apure donde el gobierno presuntamente sostiene un enfrentamiento  y “limpia” la Patria de Bolívar de terroristas y de guerrilleros colombianos.

O venían más a ser reparadas porque Venezuela, de acuerdo al discurso de los gobiernos de Maduro e Iván Duque, de Colombia, se preparan para ir a la guerra.

Lo cierto del caso es que este gobierno del presidente obrero Nicolás Maduro no puede negar la gran influencia militar.

Cuando Marcos Pérez Jiménez, creo el Instituto del Fierro y el Acero, una de las funciones prioritarias de la empresa era fabricar rieles para ferrocarriles y equipos bélicos.

Al llegar la democracia no hizo ni lo uno ni lo otro. Sidor, que así se llamó luego, produciría acero para línea marrón, línea blanca, cabillas, hojalata, alambrón, entre otras cosas, que permitirían la construcción del país y su crecimiento económico.

Oficialmente sobre los tanques de guerra no se sabe sino lo que vía redes sociales se conoció. Quien dirige el trabajo es el gerente de seguridad de la planta, el coronel Gómez Pimentel.

Los tanques son unas chatarras y a menos que se vayan a usar para hacer acero no tienen mucha posibilidad.

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0