Una película dirigida por una mujer china gana el Oscar

377

ABC de España.-Los Oscar comenzaron con Regina King entrando al escenario de Union Station a ritmo de trompeta como si fuera una escena de ‘Ocean’s Eleven’, y acabaron con el escenario vacío después de que el último Oscar de la noche, el de mejor actor –algo inédito–, premiara a un Anthony Hopkins que ni se presentó.

Fue el cierre más abrupto y extraño de cualquier gala que se recuerda, a excepción del incidente ‘La la land’.

Hasta entonces, los Oscar fueron una letanía de discursos que llenaron de solemnidad lo que debía ser una fiesta.

Pero a esas alturas daba igual: la Academia de Hollywood había logrado celebrar la primera gala presencial pospandemia en un evento lleno de glamour, estrellas y mucho cine.

La fiesta de humor y política de otros años se transformó en un canto de amor al celuloide, con un guion en el que candidatos e invitados desvelaban sus mejores recuerdos en una sala.

Con ese ‘leitmotiv’ solo podía ganar el Oscar a mejor película ‘Nomadland’, la cinta más de ‘autor’ de las nominadas, por la que Chloé Zhao se llevó también el de mejor dirección y mejor guion adaptado.

Fue también un palo de la Academia a las plataformas, ya que la mayoría de las premiadas han tenido su estreno ‘tradicional’ en la pantalla grande pese a las dificultades del año de la pandemia.

Fueron unos Oscar planos como una nota sostenida. No hubo ni actuaciones musicales, ni desahogos cómicos, ni espectáculo más allá de un ‘trivial’ que llegó antes de los últimos galardones para desespero de los presentes.

La noche se resume en algo así como una retahíla de agradecimientos hasta el premio final.

La única nota discordante la dio la organización al entregar el premio a mejor película antes que los de interpretación.

Igual que la idea de entregar mejor dirección en la primera hora de show.

Pareció una fórmula de los organizadores para intentar llenar de emoción un palmarés en el que se cumplieron los pronósticos: la favorita, ‘Nomadland’, arrasó en las categorías principales.

 

El palmarés de los Oscar más repartidos

Y es que solo la mirada crepuscular de Chloé Zhao sobre el fin del sueño americano convenció a los académicos, que hasta entonces parecían haber organizado un palmarés para contentar a todos.

O a casi todos. Porque Aaron Sorkin se quedó mudo. Las seis nominaciones de su filme, ‘El juicio de los 7 de Chicago’, se transformaron en cero premios, y se quedó como la única de las candidatas a mejor película a la que no le dieron ni una estatuilla de consolación.

Parecido cabreo debía llevar otro veterano, David Fincher, que vio como las 10 nominaciones de ‘Mank’ se quedaron en dos menciones menores, diseño de producción y fotografía.

Cómo sería la cosa que hasta a ‘Tenet’, que solo optaba a dos técnicos, le dieron el de efectos visuales.

«Vean nuestra película en la pantalla más grande que encuentren», dijo la productora y protagonista de ‘Nomadland’, Frances McDormand, que se llevó además el Oscar a mejor actriz.

Fue la destilación en palabras llanas del mensaje que la Academia había mandado a golpe de premio: los Oscar son para las películas estrenadas en pantalla grande.

O, de otra manera, que Netflix y Disney (porque ‘Nomadland’ es Fox a todos los efectos, aunque la comprara el gigante del ratón) tendrán que esperar un año más para que un ‘original’ suyo gane el Oscar principal.

La noche de los récords

La 93 edición de los Oscar, la de la pandemia y la vuelta a la ‘normalidad’, se convirtió en la de los récords. Anthony Hopkins pasa a la historia como el ganador del Oscar con más edad, tras triunfar ayer a los 83 años.

Otra veterana, Glenn Close, marcó un hito difícil de superar, aunque en este caso muy a su pesar.

Lleva la intérprete ocho nominaciones y cero galardones. Ayer se lo arrebató otra anciana, Youn Yuh-jung, la abuela de ‘Minari’.

Al menos ambas actrices protagonizaron los dos –y únicos– momentazos de la noche. La coreana lo hizo con un discurso brillante y tras coquetear con Brad Pitt, que le entregó el Oscar, y Close se ganó el premio a la actriz con mejor humor tras marcarse un ‘perreo’ a ritmo de rap.

Además, Chloé Zhao se convirtió en la segunda mujer en la historia en ganar a mejor dirección, tras Kathryn Bigelow.

Y, por supuesto, en la primera directora nacida en Pekín que alza la estatuilla.

La cineasta optaba también al Oscar a mejor guión adaptado –se lo quitó ‘El padre’– y montaje –sorprendió la victoria de ‘Sound of metal’–; pero viendo la sonrisa que tenía tras la ceremonia no parecía importarle no haber logrado el ‘big four’.

Los académicos dieron la campanada también al premiar los guiones de dos debutantes.

Además del ya mencionado libreto de ‘El padre’, de Florian Zeller, la británica Emerald Fennell se alzó con la estatuilla a mejor guion original por ‘Una joven prometedora’.

Por cierto, que Zeller lo agradeció desde París, pero no desde su casa y vía ‘Zoom’ como en los Globos de Oro, sino que lo hizo en una azotea en la que se veían toda las luces de la ciudad.

Fue llamativo el contraste de la noche parisina frente al sol que todavía bañaba los exteriores del Union Station, sede improvisada de los Oscar en esta gala ‘pospandemia’.

Una muestra de que se puede hacer una gala sin caer en la cosa ‘amateur’ de tener a los nominados tirados en el sofá de casa.

Fue el gran acierto de la 93 edición de los Oscar, demostrar que hay futuro en los eventos en directo, con todos reunidos y celebrando el cine.

Y, por desgracia, también fue la constatación de que a Sir Anthony Hopkins no le apeteció quedarse la noche en vela viendo si le daban su Oscar.

Mejor película

Nomadland

Mejor director

Chloé Zao (Nomaland)

Mejor actor protagonista

Frances McDormand (Nomadland)

Mejor actor protagonista

Anthony Hopkins (El padre)

Mejor actor de reparto

Daniel Kaluuya (Judas and the Black Messiah)

Mejor actriz de reparto

Yuh Jung Youn (Minari)

Mejor diseño de vestuario

La madre del blues

Mejor banda sonora

Soul

Mejor cortometraje

Two distant strangers (Travon Free y Martin Desmond Roe)

Mejor sonido

Sound of metal

Mejor guion adaptado

El padre

Mejor guion original

Una joven prometedora

Mejor película de animación

Soul

Mejor fotografía

Mank

Mejor documental

My octopus Teacher

Mejor corto documental

Colette

Mejor montaje

Sound of metal

Mejor película internacional

Otra ronda, de Thomas Vinterberg. (Dinamarca)

Maquillaje y peluquería

La madre del blues

Mejor canción original

Fight for you (Judas and the black messiah)

Diseño de producción

Mank

Efectos especiales

Tenet

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0