Las internas del Psuv en Bolívar: Un verdadero abuso en el uso de los recursos del Estado

724

Carmen Carrillo

Desde lejos observo lo que sucede en mi estado Bolívar. El hecho de que esté a más de 4500 kilómetros, no significa que no me preocupe o no me interese.

O no tenga derecho como podrían pensar algunos. Tengo a mi padre, a mi madre y a mi hermano, enterrados allá, por lo tanto esa tierra me duele.

Sigo por ejemplo, el desempeño político de quienes dirigen por accidente el Psuv en el estado Bolívar.

De visita y haciendo deporte, Victoria en campaña

En el caso del Psuv lo califico de accidente porque allí nadie fue electo. Todos fueron puestos.

A veces no tengo claro si eso me da envidia o rabia porque soy de las que cree que todo en la vida debe ser obtenido con trabajo y disciplina, y claro con un poquito de suerte.

En el Psuv son partidarios de que haya más suerte y abuso, si es posible, que trabajo y disciplina.

Tuvimos un gobernador en el 2017 por accidente porque el anterior, Rangel Gómez, creo que era su nombre (a veces es mejor olvidar algunas cosas), ya no contaba con el respaldo de Miraflores y tuvimos un alcalde en Caroní por accidente porque el electo fue acusado de presunta corrupción.

Al final el hombre salió, anda por allí, un muerto en vida pero él no se ha dado cuenta. Ahora es usado como silla para impulsar a otros. Y él sigue sin darse cuenta.

Además de la accidentada gerencia, ahora hay más aspirantes a gobernador y a alcaldes de Caroní que nunca (seguramente la accidentada gerencia debe ser la razón).

La gente podrá comer cada 21 días, no como ahora que no saben cuando llega

Lo otro que llama la atención es el abuso en el uso de los recursos del estado sólo para hacer la campaña interna y en el CNE no se han dado cuenta ¿Y cómo si en Venezuela todo se solapa?

Hace años que no existe la independencia de los poderes públicos pero además ni siquiera disimulan.

El gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, se da el tupé de cerrar el Cachamay para él pasear en caballo y hacer un video para las redes robándose, supongo, el tema de Silvestre Dangond que no creo le hayan pagado derecho de autor pero eso no importa, “él (Justo) sigue siendo el Papá”.

Y yo pensando que la expresión era “el Papá de los helados”, ¡Que ignorancia musical la mía!

Han aparecido miles de bolsas clap, nebulizadores, inmunoglobulina, vacunas anti convid, cauchos para los carros, líos de zinc, en fin, recursos que son de todos nosotros.

¡Qué mala costumbre!, usar los dineros del Estado como que fueran personales para hacer gesto de buena voluntad con un ser humano que la está pasando horrible, y además lo humillan haciéndole la foto cuando le entregan la bolsita de comida, el medicamento, el caucho, los líos de zinc.

Sólo aprendieron cosas malas de la IV y ni una buena porque hubo.

Todos esos que hoy asesoran al Papá de los helados, estudiaron en la IV.

Les dieron trabajo en las empresas básicas. Los mandaron a hacer cursos en el exterior. Les dieron casa, carro, salud, comisariato.

Nada de eso existe ahora. Por eso digo, no aprendieron ni siquiera lo bueno.

A otros los aceptamos en el país y los dejamos trabajar en la administración pública, aunque en sus países a los venezolanos los maltratan cada vez que pueden.

Y así podría seguir, pero aquí lo importante es el abuso.

Sí Justo repite, imagínense lo que le espera a los de oposición.

Si no es Justo sino Tito Oviedo (ese es el muchacho con más suerte que he conocido en la vida porque disciplina no tiene), ese es otro que usa el dinero del erario público para hacer fiestas populares, acomodar CDI, limpiar centros públicos. Y también da bolsistas Clap.

Pero también hay sus candidatos normales o “pobres”  diría la gente de esos políticos que no dan nada.

Aparecen personajes como Victoria Mata, periodista, diputada, nativa de Nueva Esparta, reencauchada en Bolívar hasta que logró el objetivo: Ser “dirigente” chavista.

Ella ha tenido más decoro: Se dedica sólo al deporte y visita el estado como una turista.

Está bien, ella no tiene plata y no debe usar recursos del estado para eso.

Por lo menos aún mantiene la condición de periodista: Sabe que eso no está bien.

Luego surge Nancy Ascencio. Bueno, ella después del caso de la muchacha que manejaba las redes sociales del Psuv y que fue golpeada y acosada por el marido, uno de los protegidos de Nancy Ascencio, y todo lo que hizo para proteger a ese angelito y como humilló a esa joven, más todavía, utilizando la fuerza policiaca, creo que hace un alarde de audacia aspirando a ser candidata a la gobernación del estado.

Digo, si saca más de mil votos en la interna, terminaré pensando que es verdad lo que dicen algunos patanes: A las mujeres les gusta que las golpeen.

Con la excepción de Justo Noguera y de Tito Oviedo que admiten ambos sus carencias lingüísticas, hablan como si no estuvieran en gobierno y no fueran los que estuvieran mandando por lo tanto las cosas que ponen de relieve son aquellas que no se han hecho en sus respectivas gestiones.

Justo no ha podido brindar una “sensación” de seguridad y ni siquiera darle agua por tubería a los guayaneses; y Tito no pudo recoger la basura como alcalde pero asegura que como gobernador resolverá el problema.

Más bien debería Tito ser condecorado porque ha convertido al zamuro en el animal más común en las calles y avenidas de la ciudad.

No es una concha de ajo eso, sobre todo con los problemas que genera el cambio climático.

En cuanto a Nancy y a Victoria, después de que fueron electas diputadas, Nancy se dedicó a hacer lobby en Caracas al grupo de Pedro Carreño. Ella dice que es mejor estar a la sombra que echar escardilla al sol.

Viene al estado a ver a su familia y a resolverle problemas. No se acuerda de su electorado. Y no tiene verbo.

Y si es Victoria, ya ni viene. El estado le da malos recuerdos emocionales. Esa se mudó a otra parte. Creo que Caracas. Tampoco tiene verbo.

En realidad ninguno de los cuatro candidatos. Ellos rompen el paradigma de que para ser buen político hay que tener buen verbo. Ellos no presumen ni de buen político ni de buen verbo. Por lo menos.

Pero hay que suponer que  Nancy y Victoria tienen una misión sino no tiene sentido su participación: Vinieron a quitarle votos a Justo y a Tito. Porque no creo que puedan hacer más nada.

La discusión aquí es entre lo militar y lo civil, aunque el civil del Psuv sea tan ineficiente como el militar.

Al final se verá que la lucha de fondo es por el control de los minerales del estado.

Nicolás Maduro está decidido a dar la pelea. Nunca se ha echado para atrás. Y caponas o soles no creo que lo asusten. Veremos el domingo y los días subsiguientes.

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0