Empresa usa matones para sacar a familia de unos terrenos en el Zulia

428

En lo que parece una disputa entre el mismo grupo familiar por unas tierras, un total de 12 sujetos fuertemente armados sometieron a todo el personal obrero de una finca ubicada en La Cañada de Urdaneta, en el estado Zulia.

Los amedrentaron, los golpearon y amordazaron, sin importarles la presencia de menores de edad, hijos de los jornaleros agrícolas que se encontraban en el sitio. Así lo reflejaron en el diario La Verdad, de Maracaibo.

Gabriel Andrés Urdaneta Villasmil, Gerardo José Urdaneta Villasmil, Juan Javier Urdaneta Villasmil y Rafael Antonio Urdaneta Villasmil, denunciaron que el día 14 de octubre de 2021 a las 2:00 de la tarde un grupo comando conformado por 12 hombres fuertemente armados ingresaron al fundo Santa Inés (Las Margaritas), el cual es de su propiedad y que poseen legítimamente desde el año 2000.

Los hermanos Urdaneta Villasmil, aseguraron ser los propietarios legales de las tierras, por herencia de su abuelo Rafael Urdaneta ampliamente conocido en la zona como “Rafito Boleón”.

Dichas tierras se encuentra en litigio judicial contra la empresa Marinas del Lago C.A, Imarlaca, según causa 4922-21.

Luego de someter a los trabajadores agrícolas entre ellos; Teilor José Zambrano, José Manuel Zambrano, Elver José Cubillan, Francisco Añez y Clariver Ana Gonzalez Gonzalez, los invasores procedieron con maquinaria pesada, a destruir las instalaciones del fundo, causando graves daños a la infraestructura de la finca y esparciendo todo el ganado bufalino, bovino y avícola.

Francisco Añez, encargado de la finca relató: “Mientras permanecíamos amarrados, escuchamos el ruido de maquinas, inmediatamente pensamos están tumbando las casas. Cuando los encapuchados se retiran, uno de los hijos de la cocinera se desata y desamarra al resto, así logramos acercarnos y ver a cierta distancia como una maquina Cartepillar grande estaba tumbando una de las casa de la finca, además logramos ver un camión volteo y un camión 815 de estacas”.

Según versión del propio Añez, uno de los trabajadores comenzó a grabar con un teléfono al tiempo que les grito; “los estoy grabando”, entonces quienes operaban las maquinarias huyeron del lugar.

Los daños son cuantiosos, explica el grupo de hermanos Urdaneta Villasmil. “Destruyeron todo, incluido las cantas de aluminio, el corral de ordeño y becerros, el corral grande, tumbaron la quesera, tumbaron las dos habitaciones tipo rural, así mismo la cocina con todos adentro”.

Funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) de la Guardia Nacional (GN), se apersonaron al lugar, para recabar información, fotografías y videos a los fines de iniciar el proceso de investigación pertinente.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0