Estados Unidos: Cristopher Figuera es bueno y el Pollo Carvajal es malo

743

Carmen Carrillo

Estados Unidos tendrá a buen resguardo pronto a Hugo Armando Carvajal Barrios. Junto a Cliver Alcalá Cordones, era el militar que más exponía a Nicolás Maduro Moros.

Ahora eso se acabó porque como dijo el Pollo Carvajal, cuando lo entierren en una celda y le pongan el uniforme naranja, ya nadie podrá saber nuevamente de él pues para que un abogado se ocupe del caso de este tipo de presos debe haber mucho dinero de por medio.

Como por ejemplo Alex Saab, quien por ahora como diría alguien famoso que está muerto, uno no sabe si eso es bueno o malo, tiene dinero para pagar el interés mediático del mundo.

Y claro el grupo de Leopoldo López, gracias a Dios, tiene los recursos para vía teclados “luchar” denostando de ese personaje llamado Alex Saab que quizás “cometió el  error” de ser amigo de la Primera Dama, Cilia Flores y eso le permitió, entre otras cosas, obtener los contratos Clap.

Ahora, si no hubiera llenado esas cajas Clap con arroz cien por ciento granos partidos de extraña procedencia; frijoles con gorgojos de países del Caribe; harina de mala calidad, de México; aceite de motor tres veces refinado para que pueda ser usado para freír; cartones similares a atún y sardina criada en los lodazales del río Guaire, quien sabe, a lo mejor hubiera tenido la suerte de Lorenzo Mendoza en la cuarta cuando Polar manejaba los 14 programas sociales del gobierno de Carlos Andrés Pérez II.

¡Qué cosas! Estados Unidos cuenta entre sus asesores a Cristopher Figuera, quien ocupó el mismo cargo del Pollo y se dedicó con denuedo al arte de la tortura.

Claro es más delito lo que hizo el Pollo que lo que hizo Cristopher, la tortura no es un delito de Lesa Humanidad, pues con la excepción del  yugoslavo Slobodan Milosevic, quien llegó al Tribunal de La Haya casi 10 años después por lo ocurrido en Herzegovina y Bosnia, masacres sobre las que aún no se conoce el número de víctimas, nadie más ha recibido castigo por eso.

En la década de los 40 y 50 del siglo pasado eran más serios cuando instalaron el Tribunal de Nürenberg y aplicaron la justicia contra los nazis.

Por lo menos fueron más expeditos, seguro que fue porque había mucha plata judía de por medio y eso siempre ayuda.

Si señores, es más delito lo que hizo el Pollo, y fíjense que no preciso qué fue lo que hizo porque quien lo dice es la DEA, la principal agencia de distribución de drogas del mundo, de la nación que cuando la guerra de Vietnam instaló un puente aéreo con un socio vietnamita que enviaba heroína en los propios aviones de la Fuerza Aérea Norteamericana a Estados Unidos y nadie sabe que al tipo lo hayan puesto preso.

Digo como el Pollo (debe ser por mi condición de periodista y comprendo lo delicado que es decir algo de otro con base a testimonios de informantes dudosos) Estados Unidos lo condena por declaraciones de sujetos vinculados sí al narcotráfico y que por tener acceso a una ventana o a una hora más de sol en la condena de por vida que recibieron, dirían cualquier cosa que el gobierno norteamericano solicitara a través del FBI o de la DEA.

Lo condenan con la computadora de Raúl Reyes, que inicialmente había sido destruida y que de pronto lograron con inteligencia artificial de avanzada y súper computadoras creadas por Jeff Bezos en combinación con Elon Musk y Bill Gates, reconstruirla sino que además la bicha habla en inglés, castellano, francés, chino, japonés y alemán.

En fin, no conozco al Pollo. Sólo lo he visto en fotos pero de verdad me angustia que los amigos gringos, bueno en realidad ellos no, la élite económica energética y tecnológica de su país, lo que llaman el Tea Party, decida quien vive  y quién no.

Hemos regresado a la época del Coliseo Romano  con los esclavos, los leones y los pulgares.

Lo peor de todo es cómo se afecta a la Libertad de Expresión con ese tipo de acciones.

Porque hasta eso lo quieren uniformar porque ahora “dueños de medios” y “periodistas” “se ponen de acuerdo” (esos no son periodistas ni dueños de medios, son sicarios) y manejan los casos en conjunto  y “alumbran” los Papeles de Pandora, los Papeles de Panamá.

O sea pues, andamos todos de manitos agarradas y condenamos a muerte la exclusividad y el tubazo.

Será. Terminaremos entendiendo que la serie de Netflix, Punto Ciego, es de verdad.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0