A un año de la muerte de Maradona: Hay que dejarlo descansar en paz

144

Buenos Aires (Xinhua) — El abogado Matías Morla anunció hoy que decidió tomar una nueva postura con Dalma y Gianinna Maradona, para que su padre, el fallecido ex astro argentino del fútbol, Diego Armando Maradona, “pueda descansar en paz”.

Este jueves se cumple un año de la muerte de Diego Armando Maradona.

En una entrevista exclusiva con Xinhua, el ex abogado, amigo y mano derecha del “Diez” anticipó que resolvió, junto con las cinco hermanas de Maradona, dar por terminada la guerra verbal con Dalma y Gianinna Maradona, ya que “ahora hay que dejar descansar a Diego y empezar una nueva etapa de nuestras vidas”.

“No voy a expresarme más mal de ellas, lo hablamos con las hermanas y tomamos esa decisión, queremos que Diego descanse en paz, esto es un caos”, sostuvo.

Consultado si se sentaría a tomar un café con ellas, Morla, de 42 años, respondió que “sin faltar el respeto sí”, aunque reconoció que es poco probable que ocurra.

“Ellas me odian y son lineales, no cambiaron, muchos de los que estaban conmigo y me decían ‘Mati’, porque le pagábamos con Diego cosas, se cambiaron de bando. Con esos no lineales no me sentaría y conmigo van a tener un problema siempre”, advirtió.

En tal sentido, adelantó que va a instruir a su abogado, Mauricio D’Alessandro, para “que hable con los abogados de ellas” y “clarificar un poco la situación o armar determinadas situaciones que sean una bandera de la paz”.

“Para encontrarnos no creo que quieran ellas ni que quiera yo, de momento. No te digo cerrar todos los conflictos que hay, pero ciertas situaciones yo creo que es momento para hablar”, expresó.

El entrevistado sostuvo además que sería “justo” una condena para los siete profesionales de la salud imputados por su muerte, ocurrida hace un año, porque hubo “inacción médica”, pero dijo no creer que haya existido “un plan criminal para matarlo”.

“Nadie se puede morir de esta manera. Diego se hubiera merecido una atención de presidente, indudablemente los médicos le erraron, de lo contrario estaría vivo. Ahora de ahí a pensar que lo quisieron matar, yo creo que no”, opinó.

A un año del fallecimiento del ex futbolista y ex director técnico, Morla resumió que “fue la muerte de Dios”, “es la muerte del siglo” y “es muy difícil de entender”.

“Los que estábamos en el día a día con Diego veíamos a un tipo muy generoso, a un tipo muy bondadoso, a un tipo que siempre estaba para ayudar”, remarcó.

Afirmó que “Diego hizo un esfuerzo terrible contra todo: contra la pobreza, contra las adicciones, contra el fútbol, contra la corrupción, contra los ricos, a favor de los pobres”.

Consultado si se reprochaba algo de la última etapa junto a Maradona, en la que estuvo alejado de él, afirmó no sentirse arrepentido “porque era un momento para la familia, y no me equivoqué, fíjate cómo terminó”.

Morla lamentó lo ocurrido con la cubana Mavys Alvarez (37), quien aseguró que fue abusada sexualmente por Maradona entre 2000 y 2001, cuando ella tenía 16 años, al opinar por primera vez sobre esa cuestión, pese a que en aquel momento no era parte de su entorno.

“Me duele mucho que se estén ventilando cosas de ese Diego, porque ese Diego no fue el que estuvo conmigo, yo le creo a la chica y ese Diego no es el que estaba conmigo, era incapaz de hacer eso”, manifestó.

Por eso, pidió “respetar la memoria de él” y “que la Justicia acomode” estas situaciones extrafutbolísticas en las que estuvo envuelto el ex campeón del mundo en México 1986.

También insistió en que no tuvo responsabilidad en su muerte, lo cual ya había declarado ante la Justicia cuando lo convocaron como testigo el 25 de octubre pasado.

“Anunciaban detenciones mías con bombos y platillos, anunciaban un poco más que era el Conde Drácula y declaré al año como testigo y ya está”, manifestó.

Morla apuntó que está a cargo de Sattvica, la empresa que gestiona los derechos de imagen de Maradona, “no económicamente para hacernos ricos, sino para ayudar a la gente” y para solventar a las hermanas del ex entrenador.

“La opinión pública, en cuanto a peleas, está cansada, la gente quiere saber de qué murió Diego, qué enseñó Diego, quién fue Diego, y no nos olvidemos que fue la persona que nos representó durante años y le debemos gratitud todos”, añadió.

Negó que esta compañía “facture más” dinero a partir de su fallecimiento: “Eso es desopilante, no soporta el más mínimo análisis empresarial en dos minutos. Acá el contenido económico no me interesa, me interesa que sí esté la memoria de Diego”.

Para Morla, Maradona “se entregó” a su muerte el 25 de noviembre de 2020, cuando sufrió una descompensación cardíaca en una casa del barrio privado San Andrés, en Tigre, periferia norte de Buenos Aires.

El “Diez”, de 60 años, había sido intervenido quirúrgicamente de la cabeza el 3 de noviembre en la Clínica Olivos, de Vicente López, de donde salió ocho días después.

“A Diego lo vi pasar situaciones peores de las que pasó y resucitó. Diego resucitaba, era una persona que advertía todo, tengo conversaciones con él que son categóricas en ese sentido. Él me decía cosas como ‘me queda poco’ o ‘ya sabés lo que tenés que hacer'”, enfatizó el abogado.

“Tengo conversaciones que Diego Maradona, sabía que se le veía el final, ahora eso no implica que no haya una mala praxis médica”, abundó.

Al respecto, puntualizó que el neurocirujano Leopoldo Luque, imputado por la muerte de Maradona, “no lo pudo haber matado, porque lo quería”.

Sobre las hermanas del ex astro (Ana María, Elsa, Rita, María Rosa y Claudia Maradona), comentó que una de ellas “no pudo soportar la partida, está con muchos problemas, encerrada, sufriendo mucho”.

“El psicólogo le prohibió ver televisión, la prende igual, entonces le sacaron la televisión de la casa, no le pueden informar cosas, si se entera lo de Mavys le haría muy mal”, especuló.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0