¿Ganar porque te quieren como candidato o ganar porque votaron contra el otro?

222

Carmen Carrillo

Júbilo es lo que expresa la oposición de la MUD por el triunfo de Barinas. Ya sacan cuentas y se vuelven a sentir empoderados como dicen en el gobierno cuando se refieren a las mujeres con autoridad.

Pero no es lo mismo ganar porque te quieren como candidato o ganar porque votaron contra el otro. Son dos cosas distintas.

Henry Ramos Allup que tenía tiempo desaparecido de las redes sociales apareció para dar una demostración de su sapiencia mientras en el resto de las organizaciones políticas proscritas pero agrupadas por la benevolencia de Nicolás Maduro bajo la tarjetica de la manito, como dicen ellos, ya están cuadrando el círculo.

Como siempre los analistas hacen todo tipo de explicaciones, post, (nunca pre, que es cuando importan para ver si las vainas van bien) y le atribuyen el triunfo a tal o cual acción, cuando la única verdad es que el pueblo de Barinas estaba cansado del gobierno de los Chávez desde hace 22 años.

El estado se encuentra en las últimas. Parece que hasta allá hubiera llegado la gestión de Justo Hiroshima Noguera por la destrucción de calles, avenidas, la falta de todo tipo de servicio, dependiente de la gobernación, y la falta de coordinación para la gestión pública con los alcaldes del estado.

Los barineses salieron a votar. Eso a pesar de los que insistían en llamar a la abstención, diciendo cosas tan peregrinas como que el CNE tiene los resultados listos y que no vale la pena votar.

O la otra acción política:  se dedicaron a caerle a palos a Claudio Fermín, simplemente porque el tipo en el juego político del gobierno (porque la política es el arte de hacer posible lo imposible), postuló su nombre para la gobernación de Barinas.

Para muchos Claudio Fermín hizo un flaco favor a la democracia pero peor favor hizo Adolfo Superlano y no le dieron tan duro, cuando ese señor en verdad debería hacerse una reconstrucción facial y cambiarse el nombre para que no lo reconozcan más nunca porque gracias a él, el patuque del gobierno, inexplicable además, tomó cuerpo.

Si Freddy Superlano estaba inhabilitado ¿Por qué lo dejaron participar? ¿Era que creían que no podía ganar? ¿En serio piensan en el gobierno que el apellido Chávez es como el de Harry Potter en la saga de J.K.Rowling? ¿O todo fue una estrategia como creemos algunos, de Maduro y los cubanos, para desterrar definitivamente al chavismo del gobierno, tal cual hizo China con Mao Tse Tung?

Ni Venezuela se está arreglando ni la oposición recuperó el poder. Lo de Barinas fue un trabajo donde sólo la gente ejerció su derecho.

Utilizó la tarjetita de la manito porque era la menos rayada, la más perseguida y la más vituperada por el gobierno y por sus socios de oposición.

No es lo mismo ganar porque la gente quiere al candidato que ganar porque la gente estaba cansada de los Chávez, sus atropellos, sus abusos y su enriquecimiento grosero, sobre todo porque en el pueblo siempre han sabido que los Chávez eran una familia normal que de la noche a la mañana al llegar Hugo Rafael al poder, se convirtió en una familia poderosa, económicamente y políticamente.

Siempre hay que recordar que sí el alcalde de un municipio, el gobernador de un estado, o el presidente de una nación, están mejor que el municipio, el estado y el país, allí está pasando algo que no es correcto, porque esos funcionarios públicos son representantes de los ciudadanos, no dueños de los recursos del Estado que por casualidad son de todos nosotros.

A Sergio Garrido le queda por delante el camino de hacer una gestión y ojalá las garrapatas de la MUD no lleguen exigiendo tal o cual dirección, tal o cual contrato, tal o cual secretaría, porque señores, si eso pasa, hasta allí llegó la alegría que tanto exhiben.

Esperemos no pase como cuando estuvieron en la AN que ofrecieron sacar a Nicolás Maduro del gobierno en seis meses y lo único que sacaron fueron los cuadros de Chávez.

 

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0