Por el caso de La Ceiba familiares de fallecido siguen pidiendo justicia

1033

Lo ocurrido el 31 de diciembre en La Ceiba, sector agrícola en la autopista Ciudad Guayana Ciudad Bolívar, debería ser investigado con seriedad por el gobernador Ángel Marcano porque nada es lo que parece.

El 29 de enero de 2021, es decir hace casi un año, “Cara e vieja” fue abatido por la URE de la policía del estado Bolívar.

Fue el caso de un adolescente de 16 años quien murió con un adulto a manos de la policía en un “enfrentamiento” en La Ceiba. Ya casi se cumple un año de lo sucedido y aún no hay respuesta de por qué los mataron.

Pero según el testimonio de los amigos del oficial de la PEB fallecido el 31 de diciembre, el oficial Dennis Prieto o Aular,  junto a un sargento segundo del ejército y una tercera persona fueron emboscado por “Cara e vieja” y sus secuaces,  integrantes además de la banda de Pim Pim.

La pregunta lógica es ¿Cómo “Cara e vieja” estando muerto regresó del más allá para cobrar venganza?

Si la policía sabe cómo puede eso ser posible,  muchos de nosotros quisiéramos hablar con nuestros deudos, que nos expliquen qué es lo que hay qué hacer.

Si, al oficial de la PEB lo mataron; e hirieron al sargento segundo y a otra tercera persona que no aparece en el reporte de la PEB, pero no fueron quienes están acusando y eso es lo que deben investigar, exigen en la comunidad.

Justicia exige la comunidad

Poco a poco en medio de la maraña que ha ido creando la policía del estado Bolívar y cuyo secretario de seguridad, debe ser un tonto (con todo respeto general, no se ofenda por favor, es en el buen sentido) no se ha percatado que tiene en las manos una bomba de tiempo y que les puede explotar muy feo, se han ido conociendo los hechos, sobre todo gracias a los familiares de detenidos, del abatido, según la PEB en Dalla Costa y por los vecinos de La Ceiba.

El policía Dennis Prieto o Aular porque así lo identifican en uno u otro diario local, y claro eso complica aún más las cosas, era una especie de azote de La Ceiba.

Tiene aún familia en el sector y llegaba siempre como si ingresara a un pueblo del Lejano Oeste, dispararon a diestra y siniestra y amedrentando a los residentes.

La PEB el año pasado persiguió y dejó fuera de circulación a “Cara e vieja” (29 de enero de 2020 dado de baja en La Ceiba junto a otra persona); a Mañoso, lugarteniente de Pim Pim (25 de agosto de 2020. A este le dieron de baja en La Ceiba) y a otro miembro de la banda de Pim Pim, alias Pipo (18 de septiembre de 2020. A éste le dieron de baja en Unare, sector Santa Rosa). Todos residentes y azotes en La Ceiba.

Pero además faltan por ser capturados o abatidos, según sea la situación, Pim Pim, Pollito, Morrón, El Jota, Zamuro y Pantallita.

Con esto quiere dejar en evidencia que ya “Cara e vieja” de acuerdo a las cuentas de la PEB no existe.

La PEB se ha ensañado con el sector en aras de “brindar seguridad” a la comunidad. Sólo que eso no es lo que parece pasa allí.

En su afán de perseguir a estos malandros, la PEB asesinó, mató, o abatió como dicen ellos a Luis Duarte Cova (26), el lunes de la semana pasada.

Según la PEB, formaba parte de la banda de “Cara e vieja” y le decían “Negrín”.

Su familia vía redes sociales informó que fue asesinado dentro de su casa en Dalla Costa y que le decían “Reke” por cariño, no “Negrín” como dice la PEB.

Además Negrín (tampoco Reke) no existía en la banda del Pim Pim si nos atenemos a los partes de la PEB.

“Surgió” la semana pasada después de que los uniformados metieran la pata con su muerte.

La familia de Luis Duarte ya le ofició al comisario general, Douglas Rico, director del Cicpc para que esté al tanto.

Ellos agradecen el apoyo de los funcionarios del Cicpc de Ciudad Guayana quienes están haciendo su trabajo.

También le piden al Fiscal Wilmer José  Págola, de Derechos Fundamentales, celeridad en el caso porque sienten que se está dejando avasallar por las circunstancias.

¿Funciona un grupo de exterminio en la PEB?

La familia de los dos detenidos por la PEB, acusados de ser miembros de la banda de “Cara e vieja” y del joven Luis Duarte Cova, así como los vecinos de La Ceiba, le exigen al gobernador que se dé cuenta de lo que está ocurriendo.

Cuando era Justo Noguera el gobernador no había con quién hablar porque nunca estaba en su despacho y lo mismo pasaba con los directores.

Ahora las cosas son distintas y piden que se les ponga atención a la situación.

Pareciera, por lo que se lee en el caso particular de La Ceiba,  que los Policías están actuando como una especie de grupo de exterminio que hace una lista de personas que deben “desaparecer” y montan el escenario.

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.

Impactos: 0