Adolescente en Mérida viola y mata a nena de 10 años

0
678

En menos de una semana una niña de 10 años y una adolescente de 16 años fueron asesinadas en el estado Mérida. Lo positivo es que funcionarios del Cicpc resolvieron ambos crímenes en tiempo récord. Lo terrible es que las dos jovencitas murieron a manos de personas conocidas. Es decir, se trató de violencia de género.

El primer caso fue el de Geraldine Quintero (16) asesinada y calcinada por el novio y sus amigos por una discusión por 10 dólares.

El segundo caso es el de una niña de 10 años desaparecida al igual que Geraldine, el lunes de esta semana.

De acuerdo al reporte, del Cicpc Mérida un joven de 16 años de edad fue el autor del rapto, violación y posterior asesinato de Anubis Contreras (10) que falleció en el barrio Pueblo Nuevo, sector La Cuesta, parroquia Spinetti Dini del estado Mérida.

El día lunes 06 de enero del presente año, la niña fue denunciada ante el Cicpc del estado Mérida como persona desaparecida, por parte de su progenitor, después de encontrarse jugando al frente de su residencia, en compañía de otros niños, quienes se van a sus casas y Anubis se queda sola con un adolescente de 16 años (aprehendido).

Los familiares de la niña se percatan de su ausencia y salen en su búsqueda, encontrándose al adolescente con una actitud sospechosa, quien manifestó que la niña se había ido hacia la casa de una tía.

Posteriormente, en la sede de la policía científica y en presencia del representante legal del joven, proceden a entrevistarlo, confesando que para el momento que la niña se quedó sola en la vía, la lleva a la fuerza hasta la residencia de su tía, la cual estaba bajo el cuidado del joven.

Una vez en el interior de la habitación, la amordazó con un trapo, la abusó sexualmente y le causa múltiples lesiones en la región del cuello con un objeto punzo cortante (tijera), las cuales le causaron la muerte.

Seguidamente, la introduce en un saco y la coloca en el garaje de la residencia, procediendo a limpiar todas las evidencias del sitio de suceso que puedan incriminarlo y así esperar el momento preciso para desaparecerla.

En el lugar del hecho se colectó como evidencia una tijera con rastros de sustancia de naturaleza hemática de la víctima.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.