Amanecen las calles llenas de billetes que ni los buhoneros aceptan + video

0
1080

Notitarde.– Como película de terror con con fantasmas y extrañas criaturas, en las redes sociales abundan imágenes de calles solitarias, aceras llenas de billetes y perros muertos.

Hasta hace pocos años los venezolanos perdían la vida por unos cuantos billetes, ahora les incomoda tanto la existencia que deciden tirarlos a los vertederos. Lo cierto es que los billetes del cono monetario no sirven para comprar cualquier nimiedad.

En camiones compactadores de desechos, en vertederos y calles llenas de billetes forman parte de los escenarios que abundan en las redes sociales. Usuarios de las redes sociales consideran atípico el fenómeno e incluso exigen severas sanciones para los culpables de la depreciación de la moneda.

Ahora los peatones pisan el papel moneda por lo que los delincuentes mataban. El bolívar venezolano se ha devaluado más de 11.000 % en los últimos cuatro años, estiman los economistas. Los trabajadores informales rechazan las distintas denominaciones del cono monetario. En efectivo sólo aceptan dólares. La hiperinflación en el país calculada en 4.500 % anual, deteriora cada vez más el poder adquisitivo.

Hasta los mendigos prefieren vaciar los billetes, tirarlos al pavimento y cargar con la bolsa de basura. Hace algunas semanas en un vertedero de Barinas localizaron una montaña de inservibles billetes.

Usuarios de las redes sociales lamentan que el bolívar soberano se haya convertido en sinónimo de desecho y desperdicio. Sin embargo, el papel moneda en general está lejos de ser un simple papel.

El proceso de elaboración de los billetes es sumamente costoso porque se elabora con una proporción de algodón y lino. Por ello los expertos estiman que más bien podría distinguirse como un pedazo de tela. Por ello en todo el mundo se lavan y no se deterioran. Sólo aquí en Venezuela se tiran a la basura e inundan las calles.

Por lo pronto, las autoridades no se pronuncian de manera oficial. Se ignora el estatus de cualquier investigación de carácter penal.