“Chavismo caníbal”

0
187

Reinaldo J. Aguilera R

La paralización o disminución importante en el ritmo de la actividad natural de un país se desdibuja ante una realidad social, política y cultural que se puede definir como un COLAPSO.

Venezuela se encuentra con los signos vitales en un decaimiento tal, que pudiéramos decir que está en Terapia Intensiva, parece que ahora si estamos llegando a un callejón sin salida y el mal gobierno está maniobrando por instrumentos, pues no ve ni sabe prácticamente nada de lo que le sucede a los casi 40 millones de compatriotas.

Todos los días, quienes deben resolver, no dan alguna respuesta que sea palpable por los ciudadanos, en esto incluimos a un sector de la oposición que transmite incertidumbre y no claridad respecto a los que pasa a diario, sí, aunque moleste a algunos hay que decirlo, un amplio sector de la oposición, en este momento no sabe ni dónde está parada, de allí mi señalamiento.

Mientras todo un país se cae a pedazos en todos sus aspectos, repito en TODOS los aspectos posibles, el Chavismo se devora desde adentro, tratando de correr la arruga cada vez que le sale un problema al paso, pues lo real es que no tienen ya capacidad de respuesta, no saben cómo lidiar con la situación que les explotó en la cara.

El verano tropical mantiene en sequia a todos los embalses incluyendo al del Guri que, por un lado mantiene seca a la capital de Venezuela y ni se diga al resto del país.

Dicho sea de paso, la falta del vital líquido el cual hace funcionar a la central hidroeléctrica también, logra que se agrave el problema de electricidad y el colmo es que ante esta coyuntura, la salida del mal gobierno venezolano es que se disminuya el consumo y el que pueda, que autogenere su propia energía eléctrica, lo que ya ni se puede hacer, el asunto de la falta de gasolina se suma a los múltiples asuntos que el régimen no puede corregir.

Así tenemos pues, que los distintos aspectos de normal desenvolvimiento del país están totalmente distorsionados, aun cuando los resultados de la peor política económica y social están a la vista, el régimen Chavista sostiene y mantiene su posición inamovible, pretendiendo cada día hacer creer a los venezolanos que somos un país “Potencia”, quizás sea cierto, pero potencia en producción de miseria, desigualdad social y largo etcétera.

Cosas impensables están ocurriendo en Venezuela mientras les escribimos, hemos observado por las redes sociales traslado de personas en carretas tiradas por burros o caballos.

Se han visto cómo llevan hasta cadáveres a causa de la falta de combustible, parece una locura que un país petrolero, con las reservas probadas de crudo más grandes del mundo, se encuentre como está, la destrucción de todo lo que ha tocado la “revolución bonita” ha hecho realidad el mito del Rey Midas pero a la inversa, no transforma lo que toca en oro, por el contrario lo transforma en escombros, en pobreza y soledad.

Es el común denominador en los sitios de concurrencia publica, que las conversaciones de todo lo mal que va el país surjan casi de inmediato, se habla de lo pesado que se hace el sobrevivir en Venezuela en medio de la mal llamada Revolución del Siglo XXI, la impotencia de ver a familiares adelgazar a causa del hambre, de no poder adquirir un medicamento porque es materialmente imposible arrasa y causa rabia y frustración, lo cierto y sin lugar a dudas, es que el país se encuentra en una recesión económica permanente y sin soluciones por el momento.

Por otro lado, amplios sectores de nuestra Venezuela aún mantienen la esperanza de que un evento militar intervencionista los saque en el corto plazo de la pesadilla en la que se encuentran, cosa que es muy posible que no suceda, por lo que hay que actuar y hacerlo rápido, de alguna manera organizarse y remontar la mala ola hasta que se salga nuevamente a mar abierto como país, las posiciones de achantamiento y comodidad no ayudan en nada.

Quien humildemente les escribe piensa que con la toma de decisiones sencillas quizás, se pueda ir avanzando para salir de esta mega crisis en la que estamos inmersos, pero tiene que haber colaboración y disposición de todos, iniciando por el mismo gobierno interino por ejemplo, que pareciera no querer dejarse ayudar solamente se rodea del mismo grupo ya conocido desde siempre y que no está generando confianza en lo absoluto entre los que aspiramos salir de la dictadura y reconstruir desde abajo a la Venezuela correcta, repito, no se dejan ayudar y los últimos acontecimientos así lo demuestran.

Venezuela aún con todo lo negativo que le acontece, tiene gran potencial para ofrecer en muchos aspectos, solo hay que saber y querer desarrollarlos, aquí lo que se necesita entre otras cosas es voluntad política para lograrlo, allí en este momento radica todo, “Reflexionemos”, así de simple y sencillo.

@raguilera68/@AnalisisPE

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.