Ciclismo: Egan Bernal, «Hoy he perdido tres años de mi vida»

186

 

elmundo.com.-«Di lo mejor de mí, pero los otros fueron mejores y hay que reconocerlo», comentó el ganador del Tour de 2019 tras su debacle en el Grand Colombier.

Llegó un momento en el que Egan Bernal entendió que ya no tenía sentido seguir torturándose. Poco importaba que en meta se dejara cinco, seis o siete minutos, toda opción de subirse al podio de este Tour, no digamos ya de revalidar su victoria, se habían evaporado ya.

Su entrada en meta, acompañado por su gregario Michal Kwiatkowski y por el hombre del Jumbo que le había torturado, Wout Van Aert, la hizo ya a ritmo tranquilo, sin más prisa que la de llegar cuanto antes al hotel y encontrar consuelo en la jornada de descanso de este lunes. En la que, por cierto, el pelotón y sus auxiliares volverán a someterse a la criba de las pruebas PCR.

Hay quien esconde su frustración tras un mal día detrás de su jefe de prensa o de su auxiliar de confianza. Bernal no es así. Tras un día de perros, tuvo el coraje de dar la cara y ofrecer las explicaciones que todo el mundo esperaba, especialmente sus desconsolados paisanos colombianos.

«He sufrido desde la primera subida, creo que he perdido unos tres años de mi vida en la etapa de hoy», reconoció el líder del Ineos, al que desde muy pronto se le vio en posiciones traseras del pelotón, lo que nunca es buen síntoma, pero menos cuando sucede con el jefe de filas a la escuadra británica, siempre colocado en las posiciones más delanteras.

«Iba a tope esperando un milagro que nunca pasó. Lo di todo, di lo mejor de mí, pero los otros están más fuertes y no pude seguirlos, hay que reconocerlo», explicó con humildad el colombiano, que rehusó culpar a su caída en el Dauphiné del rendimiento ofrecido en el Grand Colombier: «No fue la mejor forma de iniciar el Tour y es cierto que he tenido dolor de espalda todas las etapas. Pero no me quedé por eso, ha sido más el dolor de piernas que de espalda».

Bernal, por descontado, se descarta para el triunfo final (está a 8’25» de Roglic) y también para la pelea por el podio (a 6’51» de Urán, con nueve corredores entre ambos), pero no dar su Tour por finalizado.

«Veremos qué quiere el equipo y replantearnos la carrera», comentó el ganador de la edición de 2019, tan elegante entonces en la victoria como este domingo en la que quizá haya sido la peor derrota de toda su carrera. Con 23 años todavía, tiempo tendrá de redimirse.

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.