Comisión de Fiscalía no pudo llegar a “pozos de la muerte” en mina La Iguana+ fotos

0
127

Será este miércoles en horas de la mañana cuando la comisión de Fiscalía que investiga unos pozos de la muerte donde presuntamente estarían enterrados los cuerpos de un grupo de jóvenes desaparecidos, hará acto de presencia en la mina La Iguana.

El martes en horas de la tarde los funcionarios que vinieron de Caracas, enviados por la Fiscalía General de la república, para investigar la denuncia que desde hace  más de cuatro meses realizan madres, esposas, hermanas, hijas y familiares en general de un grupo de jóvenes que laboraban en la mina que desaparecieron, luego que efectivos militares de Fuerte Tarabay los detuvieron, trataron de  arribar al sitio La Iguana.

Pero debido a que llegaron ya cuando no había suficiente luz y a que todo está enmontado lo que dificulta localizar el lugar donde presuntamente estarían enterrados los cuerpos, tuvieron que devolverse.

El pueblo de Tumeremo se levantó este martes con mucha agitación. Desde temprano los familiares, amigos y comunidad en general tomó los alrededores de la plaza Bolívar e inclusive camiones llenos de mineros actuaron como escoltas de la comisión de fiscalía enviada desde Caracas que estaba resguardada por la GNB, el Cicpc y funcionarios de diversos cuerpos de seguridad.

Después de tanto recorrer calles con pancartas, protestar a las puertas de la fiscalía superior del estado Bolívar, frente a los tribunales de justicia de Ciudad Guayana, lograron ser escuchadas las familias de estos jóvenes y desde la capital de la república enviaron a quienes tienen la labor de encontrar los cuerpos de estos desaparecidos.

Las autoridades de Fuerte Tarabay estaban muy nerviosas por la situación y por la presión de los altos mandos de Caracas y algunos de los uniformados, cuando los comisionados salieron para la mina La Iguana salieron a la calle a tratar de amedrentar a los mineros que estaban en los alrededores de la plaza Bolívar, esperando resultados.

Al final todo el mundo se marchó para sus casas, incluyendo a los militares y será este miércoles cuando comience el proceso.

Es la segunda vez en poco más de tres años que el pueblo de Tumeremo es el escenario de otra presunta masacre.

El 4 de marzo del 2016, 17 personas perdieron la vida en una acción violenta conocida como la masacre de la mina Atenas o la masacre de Tumeremo.

Después de cerrar por varios días la troncal 10, que une a Caracas con Brasil, Luisa Ortega Díaz, en ese entonces representante de la fiscalía general de la república y William Tarek Saab, de la defensoría del pueblo, hicieron acto de presencia, constataron las denuncias e hicieron entrega de los cadáveres a los familiares que pedían información sobre estas 17 personas, hombres y mujeres, acribillados y desaparecidos, presuntamente por miembros de la banda de El Topo.

Desde el principio también se dijo, según testigos, que funcionarios del Sebin Bolívar  participaron en dicha masacre y algo de cierto debió haber habido porque después de eso, el cuerpo de seguridad fue intervenido y la mayoría de sus funcionarios cambiados o dados de baja de manera deshonrosa.