Convertidos en cuarteles las empresas básicas de Guayana

0
552

Ahora Con la supervisión de milicianos, los trabajadores que deberían estar procurando mejorar la producción del hierro, aluminio y acero son  obligados a capacitarse para funciones inexistentes en las descripciones de cargo dentro de cada empresa básica.

Así lo expreso, José Basanta dirigente sindical e integrante de la ITG-Heres.

“Tristeza y pena ajena” es lo que está ocurriendo en las empresas básicas de Guayana donde la destrucción progresiva de la producción y en sueldos y salarios de los trabajadores van en sintonía con la desaparición de transportes para el personal y la desaparición de todos los beneficios contemplados en la contratación colectiva, afirma.

No conformes con esto, ahora pretenden obligar a los trabajadores a asumir funciones que no les corresponden, acota.

El personal que labora debe batallar diariamente para lograr trasladarse a sus sitios de trabajo ya que no cuentan con transporte para su traslado, explica.

“Prefieren invertir esa cantidad de dinero en fusiles, en vez de invertirlo en mejoras para el funcionamiento de las empresas y en las condiciones salariales para los trabajadores”, advierte Basanta.

Es evidente que el régimen no tiene ninguna buena intención para el futuro de los trabajadores donde pretenden engañarlos usándolos de carne de cañón para sus intereses y mostrar fuerza y oxígeno donde no lo tienen, asegura el dirigente sindical.

Cada vez están más solos y aislados pues  la mayoría de esos trabadores son de la “Chamba juvenil” al cual bajo engaños le dicen que tienen que cumplir con ese adiestramiento para poder optar a un cargo fijo dentro de la nómina de las empresas, asegura.

Para finalizar, el dirigente hace un llamado a los trabajadores de todo los sectores a no dejarse engañar con el régimen que sean ellos quienes asuman la Crisis que hoy se encuentra sumergido el país.

También rechazó el asalto que vienen realizándose en las casas sindicales como es el caso de SintraFerrominera y Sidernac.

A su juicio,  esto es un plan del régimen que solo busca quebrar la unidad laboral por lo que debemos mantenernos juntos antes estás arremetidas, concluyó.