David Vera: Un luchador social abatido por los colectivos

0
342
Desde las oficinas de la alcaldía "trabajan" estos colectivos

Conocí a Ronny David Vera hace muchos años. Siempre fue un luchador social. Siempre. Para él lo importante no era el gobierno sino quien estaba en el gobierno para que se ocupara de su trabajo.

Fue un mosquito, por lo intenso, luchando por los derechos de los ciudadanos.

Era como Droopy. Te llamaba por teléfono, se te aparecía en las redacciones de los diarios, te buscaba cuando sabía dónde iba a realizarse una rueda de prensa. De verdad hacia bien su labor de luchador social.

El sábado 4 de enero fue asesinado por los colectivos del Mercado Municipal.

Si estuviéramos en Colombia habría sido el gobierno con sus paramilitares. Eso dice la propaganda de las Farc. Habría acusado a los Uribistas. Pero estamos en Venezuela.

Aquí lo mataron unos sujetos que deberían estar presos porque el gobierno sabe quiénes son.

Estos colectivos tienen la suerte de contar con la amistad del diputado Orlando Guzmán, diputado del Cleb.

Claro, seguro el parlamentario no tiene idea que esos amigos son malos porque él Orlando Guzmán, realiza una hermosa labor: Está entregando bolsas de comida, medicamentos y bienes que Gracias a Dios, el gran hombre que es Eduardo Rivas, el nuevo jefe del oro al sur del estado Bolívar “dona” todas las semanas.

Por eso el parlamentario no se ha enterado que unos tipos malos se le han arrimado a su hermosa sombra y están haciendo daño.

También tienen el apoyo del alcalde porque actúan dentro de las instalaciones de la alcaldía; de la GNB, lo hacen enfrente; de la policía del estado Bolívar, pues cuentan con algunos uniformados entre los “trabajadores”; funcionarios del Cicpc; Patrulleros y al final del gobierno.

Ninguno sabe que los tipos son malos. Fueron engañados en su buena fe. Y pagaste tu David.

El sábado se cumplen dos semanas del asesinato de Ronny David Vera.

Las autoridades aseguran que ya atraparon a sus asesinos pero los desmanes en el asqueroso mercado municipal, y sus alrededores o en el mercado de mayoristas continúan.

Sólo que ahora no está David para decirlo. Sólo los amigos de Ronny David y su familia, lo extrañamos.

Los delincuentes miembros de los colectivos viven celebrando la hazaña porque acabaron con “ese tipo”, “ese sapo” y además se sienten “empoderados” como dirían ahora las damas.

Están crecidos, fuertes, poderosos, estos delincuentes. ¿Y las autoridades? Ocupadas en la nada.

Cuánta falta haces David. A tus amigos y a tu familia porque los vecinos del sector no hacían nada y tampoco harán.

Aquí podría ir la frase de la canción: Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos. Bueno, te moriste amigo y sigues muerto y los colectivos siguen bien, vivos y jodiendo.

¡Que viva la revolución!