Tapando error con errores: De Bahía de Cochinos, Irán contras a los Cúcuta’s Boys

0
369

Alejandro Terán

He creído sinceramente que Maduro no están inteligente pero los movimientos políticos de estos últimos meses me han demostrado que goza de suerte estratégicas inexplicables.

El guion cubano repetido en Venezuela es directamente proporcional al guion anticastristas que se repite en Miami.  Quien ha ganado es ya historia.

Los errores cometidos por las administraciones norteamericanas con relación a la realidad Sur americana no se aprenden, creo que no han entendido que sur américa es un continente que se acostumbró a vivir en la escasez, donde el populismo mina todas las instancias nacionales y la propina social es parte de la cultura de nuestros pueblos.

Fueron 300 millones de dólares es el precio del contrato firmado por el ex general venezolano Cliver Alcalá Cordones para “promover, conducir y coordinar” la infiltración y penetración de tres grupos de asalto colombianos desde el norte de Santander a Venezuela, en un operativo idéntico al escándalo Irán-Contras de la época de Ronald Reagan en los años 80.  Este ridículo monto pesara mucho mas que los billones robados por el partido militar de Venezuela en estos últimos 20 anos se le dará la vuelta y quedaran como promotores de la violencia y de victimas pasaran a victimarios.

Así ha sido siempre y seguirá siendo a menor que se cambie la estrategia.

El contrato fue firmado  supuestamente por Juan Guaidó, que como presidente interino debía garantizar su cumplimiento en todos sus términos –entre ellos la entrega de los 300 millones de USD-, el propio Alcalá Cordones, y varios asesores norteamericanos vinculados a la DEA, cuya función era doble: operativa, en la infiltración y ex filtración de los grupos de asalto, y como garantes de fiel cumplimiento de exculpar a Alcalá Cordones de sus antiguas y conocidas relaciones con el Cartel de Medellín, dirigido por  el narcotraficante Hermágoras  el «Gordito» González Polanco, un jefe del Cártel de la Guajira, con cuya sobrina esta casado Alcalá Cordones.

El Departamento de Estado norteamericano, en enero de 2001, acusó a González Polanco de operar el Cártel de La Guajira y de enviar toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Expuso que tenía fuertes lazos con organizaciones criminales dominicanas, que hacían pagos por las drogas a través de una elaborada operación de lavado de dinero. Agregó que el Cártel de la Guajira usaba la violencia, la intimidación, la extorsión y el asesinato para garantizar el éxito de la organización.

Al menos uno de estos tres grupos de asalto, formados por una veintena de agentes operativos cada uno, entró en territorio venezolano y llevó a cabo una supuesta  importante operación contra PDVSA-Gas en el estado Sucre.

Este grupo infiltrado está dirigido por Victor Pimienta, que en su momento fue vinculado como responsable directo de la fuga de Antonio Ledezma hacia Colombia.

Alcalá Cordones reconoció por el medio de comunicación colombiano W Radio la organización del plan que preveía una serie de asesinatos selectivos, entre ellos el de Nicolás Maduro.

En el audio de W Radio difundido este jueves, el exmilitar venezolano confirmó que el armamento confiscado en Barranquilla, Colombia, este 24 de marzo estaba destinado a Robert Colina Ibarra, alias Pantera, para asesinar a Nicolás Maduro.

La entrevista en: https://www.wradio.com.co/noticias/internacional/en-colombia-planeamos-un-golpe-militar-contra-el-regimen-de-maduro-cliver-alcala/20200326/nota/4025954.aspx … ha generado muchas preguntas:

¿Cuándo y dónde se firmó el contrato entre el diputado Guaidó y los asesores de EEUU? Si el gobierno colombiano supo hace 48 horas –como afirmó Alcalá Cordones- del destino de esas armas incautadas y del uso del territorio para atentar contra el gobierno de Venezuela, ¿por qué no lo dijo?

Alcalá aseguró que estas armas eran parte de un acuerdo entre él y el diputado opositor venezolano Juan Guaidó con asesores estadounidenses, y precisó que “Todos estamos comprometidos con la liberación de Venezuela, en el marco del TIAR que invocó Guaidó hace tres meses”.

Además, Alcalá Cordones afirmó que opositores como Simonovis y Leopoldo López estaban en total conocimiento de la operación

Y aseguró que se encuentra en Barranquilla en constante comunicación con las autoridades colombianas. “Las autoridades colombianas han estado hablando conmigo. No estoy en un intento de fuga”, aseveró.

Aunque reconoce que toda la organización del plan se gestó desde Colombia, Alcalá Cordones aseguró que ni presidente Iván Duque ni las Fuerzas Armadas de ese país estaban al tanto. “Ellos solo se enteraron hasta hace 48 horas”, aseguró.

Tras la difusión del audio, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó que el Ministerio Publico de ese país abrió una investigación contra Guaidó, Alcalá Cordones y Juvenal Sequea Torres, Félix Adonai Mata y Robert Levid Colina Ibarra, además de Rubén Fernández, Josnar Baduel y Víctor Pimienta.

Aseguró que se trata de un delito “convicto y confeso” de “intento de golpe de Estado” y destacó que Alcalá Cordones hizo una declaración pública sobre sus planes que “pretendían bañar de sangre a Venezuela”.

“Como parte de este plan subversivo, Alcalá, con el resguardo que le ofrecen las autoridades colombianas, habría organizado al menos tres campamentos en localidades del vecino país (Colombia) para entrenar a grupos de asalto contra Venezuela”, denunció Saab.

El ministro de Comunicaciones, Turismo y Cultura de Venezuela, Jorge Rodríguez, expuso que las claves de este plan eran:

-Fue organizado por Colombia y Estados Unidos.

-Se ejecutaría entre el 23 y 25 de marzo, durante la cuarentena social y colectiva decretada por el Ejecutivo venezolano para frenar la expansión del coronavirus.

-Se pretendía armar a grupos paramilitares en Venezuela para cometer acciones terroristas.

-Se introducirían al menos tres grupos de asalto para asesinar al presidente Nicolás Maduro.

-Originalmente se ejecutaría el 10 de marzo, pero fue postergado por supuestas deficiencias de capacidad operativa y el fracaso de los llamados a protestar del diputado opositor Guaidó.

-Las armas incautadas tiene un valor de 500.000 dólares, equivalente a 83.333 kits para diagnósticos; 2.500 tapabocas y tres millones de tabletas de Cloroquina para atender a miles de pacientes con Covid-19, refirió Rodríguez.

Armamento incautado:

-26 fusiles de asalto calibre 556 de fabricación americana, AR-15, MOE.

-36 culatines para fusil

-28 visores nocturnos de dos ojos, AN/PVS7B.

-Nueve visores nocturnos de un ojo sin marca, AN/PVS14.

-Ocho silenciadores de fusil.

-21 unidades de mira para fusil marca Sigsauer.

-24 unidades de mira para fusil marca Sparg.

-4 binoculares nocturnos sin marca.

-30 Miras láser de un punto marca Sigth mark.

-14 designadores lacericos marca Steiner.

-Siete designadores lacericos marca Sniper.

-Dos radios de comunicaciones marca Motorola xpr3500.

-43 baterías marca Motorola con su respectivo click

-15 cascos militares tácticos marca Heds color tierra

-Tres chalecos antibalas marca Crye Precision

El plan fracasó porque el 23 de marzo fue capturado -por una patrulla desinformada de la policía colombiana de tránsito- en la carretera de Barranquilla-Riohacha el colombiano Jorge Alberto Molinares Duque, quien se movilizaba en un vehículo con el arsenal de armas.

En noviembre de 2019, Maduro declaró que en Colombia se entrenan bandas terroristas que pretenden ingresar a Venezuela; en 2018 presentó a la Embajada de Colombia las pruebas del ataque con drones y solicitó formalmente a Bogotá la extradición de los implicados en la acción criminal, lo que no fue respondido por Bogotá

Saab también se refirió a la acusación que este jueves el Departamento de Justicia de Estados Unidos hizo en contra de Maduro y otros altos funcionarios del ejecutivo.

Denunció que desde Colombia sale la mayor parte de la droga que llega al país del norte por las rutas del pacífico, y recordó que por los delitos de traición a la patria, tráfico ilegal de armas, terrorismo e intento de magnicidio, la Fiscalía General de la República emitió orden de captura al General Cliver Alcalá Cordones, Juvenal Sequea Torres, Félix Adonai Mata y Robert Levid Colina Ibarra, además de Rubén Fernández, Josnar Baduel y Víctor Pimienta.

Llama la atención que entre las órdenes de aprehensión confirmadas por el titular del Ministerio Público no se incluya la del diputado Juan Guaidó, quien ha sido implicado por Alcalá Cordones en la firma de contrato para trasladar las armas incautas hasta Venezuela.

Alcalá Cordones es un militar venezolano, ex jefe de la Guarnición de Valencia, estado Carabobo, durante el 2008, y posteriormente de la Guarnición de Maracay, en el estado Aragua. Luego, se desempeñó como jefe de la Región de Defensa Integral Guayana en 2013.

En marzo de 2019 se informó que un grupo de 200 militares, liderados por Alcalá Cordones, planeaban forzar su entrada a Venezuela para apoyar el ingreso de una supuesta ayuda humanitaria. Estos contaban con armas para atacar a las Fuerzas Armadas venezolanas, pero el plan fue abortado.

En junio del mismo año, el Ministerio Público (MP) venezolano abrió una investigación penal contra civiles y militares en retiro, vinculados contra intentos de golpe de Estado contra el país.

El abortado plan de Alcalá Cordones es idéntico al otrora  escándalo de los años ochenta Irán-Contras de la Administración de Ronald Reagan, dirigido por su asesor de seguridad, el coronel Oliver North, quien asumió responsabilidades y dimitió para librar a su jefe de la posibilidad de un “impeachement”.

 

En los ochenta, a través del tráfico de la cocaína colombiana de Pablo Escobar Gaviria se financió la compra de armas para la contra Nicaragüense, mediante operaciones controladas por la DEA, debido a que el Congreso estadounidense de la época no autorizó esas operaciones.

También se vendieron armas al gobierno iraní del ayatollá Jomeini para conseguir fondos operativos en operaciones ilegalizadas por el Congreso.

En el caso de Alcalá Cordones, el contrato con las supuestas firmas de Juan Guaidó y los agentes de la DEA –como afirmó el propio militar venezolano- es la garantía de que las relaciones “comerciales” con el Cartel de la Guajira y Medellín del general Alcalá Cordones no serán motivo de acusación, incluso si fracasa la operación militar contra Maduro, como así ocurrió.

Queda claro la salida de la administración Trump fue la acusación de los funcionarios de Maduro asi como al mismo presidente quien de seguro no estará muy tranquilo con estas decisiones. Pero dejo varias preguntas en el tintero:

a.- Estamos tapando un escándalo con otro?-

b.- Seria motivos de nuevo impeachmen que la administración Trump aparezca con un escándalo de armas en este momento.?

c.- Que dice Guiado??

d.- Quien pago las supuestas armas?

 

e.-  Se consolido o se debilito Maduro??

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.